Marruecos, vanguardia del mundo árabe-musulmán en derechos de las mujeres

Place Jemaa el fna en Marrakech.
Place Jemaa el Fna en Marrakech.

Si bien el espíritu de la reforma es más que satisfactorio, su aplicación deja mucho que desear, por falta de medios materiales y humanos, pero también por razones educativas.

Marruecos, vanguardia del mundo árabe-musulmán en derechos de las mujeres

Marruecos se ha situado en la vanguardia del mundo árabe-musulmán en el ámbito de los derechos de las mujeres. Las reformas legales han tenido un impacto en toda la sociedad. En realidad, no solo afectan a las mujeres, también al conjunto de las familias. Si el espíritu de la reforma es más que satisfactorio, hemos encontrado que su aplicación deja mucho que desear, sobre todo en las zonas rurales.

La movilización es la única manera de lograr todas las expectativas, por lo que la lucha debe continuar. Es necesario centrarse en cambiar los comportamientos y las actitudes, y el problema de la educación es un asunto que es la piedra angular de la promoción y la mejora de la situación de la mujer. Tiene un impacto decisivo en la evolución.

Veamos algunos puntos clave de estas reformas: 

1) La corresponsabilidad de los cónyuges.- La familia está bajo la responsabilidad conjunta de ambos. La regla de "la obediencia de la esposa a su marido" se abandona.

2) La tutela matrimonial.- La mujer no necesita un tutor para contraer matrimonio, algo que era obligatorio en el texto antiguo.

3) La mujer no puede estar obligada a casarse contra su voluntad.

4) La edad para contraer matrimonio.- Garantiza la igualdad entre hombres y mujeres en cuanto a la edad para contraer matrimonio establecida de manera uniforme a los 18 años.

5) La poligamia.- No es obligatoria y está sujeta a condiciones que hacen que sea casi imposible. No está bien que el marido la tenga a su voluntad. La mujer puede condicionar su matrimonio con un marido mediante el compromiso de no tomar a otras esposas. Además, el marido necesita la autorización del juez antes de casarse con una segunda esposa.

Veamos también un extracto del discurso del Rey: "Nos hemos asegurado de que se tengan en cuenta los efectos del Islam tolerante, que está unido a la idea de la justicia, en la medida en que el todopoderoso ha condicionado la posibilidad de la poligamia a una serie de restricciones severas: 'Si tienes miedo de ser injusto, casarse con una sola'”. Pero el todopoderoso ha puesto a un lado la suposición de equidad perfecta, diciendo en esencia: "No se puede tratar a todas tus mujeres por igual, incluso si podréis". Del mismo modo, hemos tenido en cuenta la sabiduría del Islam notable que permite al hombre tomar una segunda esposa, legalmente, por razones de fuerza mayor, de acuerdo con criterios estrictos, y por otra parte, contando con la autorización del juez.

6) El matrimonio civil.- Los matrimonios realizados en el extranjero son reconocidos por Al Moudawana nuevo, siempre que al menos dos testigos sean musulmanes.

7) El repudio.- Está sujeto a la aprobación previa por parte del juez. Anteriormente, era un derecho exclusivo del marido. El objetivo es hacer del divorcio la disolución del vínculo matrimonial, y un derecho ejercido por el marido y la mujer, así como los requisitos legales específicos para cada una de las partes y bajo supervisión judicial. Supone, de hecho, limitar el derecho de repudio que el hombre tenía, fijando las condiciones y normas para prevenir el abuso de este derecho.

8) Divorcio.- Ahora las mujeres pueden divorciarse, las condiciones de la demanda están relajadas. Antes el juez no aceptaba la solicitud salvo en el caso excepcional de que la mujer presentara pruebas de "daño sufrido" y testigos.

9) Cuidado de niños.- En caso de divorcio, la custodia de los hijos corresponde a la madre, el padre o la abuela materna. La vivienda y la custodia del niño debe ser garantizada.

10) El hijo fuera del matrimonio.- El objetivo es proteger el derecho del niño en los casos de paternidad donde el matrimonio no se formaliza mediante un acto. Antes la regla era el no reconocimiento del hijo nacido fuera del matrimonio.

11) La herencia de los hijos.- Del lado de la madre, los niños tienen derecho a heredar de su abuelo, así como del lado del padre.

12) La distribución de los bienes.- El marido ahora tiene la oportunidad de establecer un contrato antes del matrimonio para gestionar los activos adquiridos. Pero el texto se refiere únicamente a las mujeres que puedan demostrar su contribución a los ingresos y la adquisición de bienes.

Casos extremos que quedaron atrás

Antes de la reforma de 2003, la mujer podía ser repudiada por su marido. No menos dramático era el destino de las mujeres que daban a luz sin estar casadas: algunas, sin poder ingresar en el hospital, serían detenidas, juzgadas y condenadas a prisión de 3 a 6 meses "por prostitución". El niño se quedaría con la madre en la cárcel, bajo observación del orfanato.

También hay avances en la situación de las madres solteras, anteriormente casi siempre rechazadas por sus familias.

La dificultad radica en el hecho de cómo se aplican las reformas en zonas rurales y urbanas: hay mucha desigualdad. Las organizaciones feministas, como la Liga Democrática por los Derechos de la Mujer o la Asociación de Mujeres Demócratas, tratan de orientar su acción hacia la sensibilización y seguimiento de la aplicación del Código de la Familia.

La realidad

Han pasado diez años desde la puesta en vigor del nuevo Código de Familia. La realidad, por desgracia, todavía no responde a las expectativas establecidas por la nueva reforma. A pesar de estos avances, todavía quedan muchas lagunas. Las excepciones son toleradas y quedan a la discreción de los jueces, que no siempre cumplen con las nuevas disposiciones, en particular con respecto a la edad para contraer matrimonio, la poligamia y el repudio. Si la poligamia está sujeta a la aprobación del juez y a condiciones legales que la convierten en casi imposible, es triste ver que sigue aun existiendo.

El porcentaje sigue creciendo para las menores que contraen matrimonios. Según la AlMoudawana, la novia debe tener 18 años, pero podrá, en casos excepcionales, puede contraer matrimonio aun siendo más joven. Estas excepciones se han convertido a menudo en norma. En 2007, por ejemplo, los jueces han permitido el  80% de los matrimonios de menores de edad, a pesar de que la Al Moudawana establezca los 18 años como la edad mínima para casarse. Como ejemplo, en 2008, el 10% de los matrimonios eran de chicas menores de edad.

Además, el número de matrimonios ha aumentado de manera espectacular (más del 50% entre 2006 y 2007) en las zonas rurales. Inicialmente, la AlMoudawana ha tenido un efecto disuasivo, pero la gente pronto se dio cuenta de que no era difícil obtener exenciones.

En el mundo de la política, las mujeres han tenido un gran avance en las elecciones municipales del 12 de junio de 2009 con la introducción de una cuota. Más de 3.000 mujeres ahora están presentes en los consejos municipales. A finales de 2008, el Rey hizo un gesto al anunciar el levantamiento de todas las reservas a la Convención internacional sobre la eliminación de formas de discriminación contra la mujer.

Por desgracia, las disparidades entre las zonas rurales y urbanas son alarmantes. El matrimonio forzado es una práctica común. El derecho a heredar sigue siendo desigual. Muchas mujeres mueren al dar a luz y un 62% de las mujeres marroquíes (hasta el 80% en zonas rurales) no saben leer ni escribir. Además, la cuestión de la herencia, que sigue siendo muy desigual entre los géneros, o la de una prohibición total de la poligamia, todavía se enfrentan a muchos conservadores, cuando lo que precisa es una reforma inmediata. La igualdad está lejos de haberse alcanzado.

Faltan medios

Para entender que diez años después de la adopción del nuevo Código de Familia, todavía hay retrasos, MUNDIARIO buscó las respuestas en la boca de muchas mujeres militantes. Casi todas han hecho hincapié en que "el expediente del Código de Familia es generalmente positivo”, porque las mujeres han ganado confianza en ellas mismas, ocupan más puestos en política con la adopción de la cuota de la representatividad de las mujeres en las elecciones municipales, y el número de divorcios, el repudio y la poligamia se redujo, si bien no refleja una estricta aplicación del código.

Las razones que podrían poner en peligro la reforma del Código de Familia son múltiples. Faltan jueces y trabajadores sociales, sobran las excepciones concedidas por los jueces directamente, hay resistencia socio-cultural (pensando en una sociedad musulmana acostumbrada a la estructura patriarcal), falta información y difusión de las nuevas leyes, es inadecuada la infraestructura y las redes sociales, el analfabetismo, en particular de las mujeres, es alto tanto en zonas urbanas como, sobre todo, rurales.

¿Qué acciones caben para el futuro de las mujeres? El acceso a la modernidad y el establecimiento de la ley son necesarios. No solo la justicia debe pagar los platos rotos, ya que la aplicación del Código depende también de los ciudadanos, depende de las asociaciones, partidos políticos e instituciones estatales. Así, tras el análisis se pueden distinguir tres áreas claves para garantizar la aplicación del Código de Familia:

Reformas.- Para limitar las excepciones concedidas por jueces en el caso de divorcio y la poligamia, es necesario introducir modificaciones en el Código de Familia, para limitar y clarificar la autoridad de los magistrados. En particular, con respecto al matrimonio de las menores y la poligamia. Así, una de las claves del éxito es la creación de tribunales de familia  de "integridad" con el fin de preservar el espíritu de la ley, los procedimientos, los reglamentos de aplicación, los mecanismos necesarios. Por último, la formación y educación de los jueces debe ser un ejercicio continuo, ya que sin tratamiento, toda reforma sería inútil.

Educación.- Cualquier reforma también depende del factor humano. AlMoudawana no es la excepción a la regla. Por lo tanto, esto requiere un paso fundamental: la educación y la educación para todos: hombres y mujeres.

Control.- El Estado debe ser garante de la aplicación de la ley mediante controles. Del mismo modo, la nueva ley entrará en su pleno sentido solo si se inscribe en una política general de promoción de la condición de la mujer, con mecanismos eficaces para la aplicación y el seguimiento, y los programas de educación cultura igualitaria.

Marruecos, vanguardia del mundo árabe-musulmán en derechos de las mujeres
Comentarios