La UE pide a China que permita el ingreso a sus centros de detención

Josep Borrell. / Europa Press
Josep Borrell. / Europa Press
El jefe de la política exterior del bloque, Josep Borrell, solicitó a Pekín que las Naciones Unidas puedan investigar las presuntas violaciones a los derechos humanos de las comunidades uigures en esa región.
La UE pide a China que permita el ingreso a sus centros de detención

Una nueva tensión se inicia entre la Unión Europea y ChinaEl jefe de la política exterior, Josep Borrell, pidió al régimen de Xi Jinping para que las Naciones Unidas -específicamente la alta comisionada para los derechos humanos, Michelle Bachelet- tenga ingreso a los centros de retención en Xinjiang, donde se busca verificar cómo se encuentran las comunidades uigures.

“Una vez más, instamos a China a permitir un acceso significativo a Xinjiang para los observadores independientes, incluida la Alta Comisionada Bachelet. Esto es clave para permitir una evaluación independiente, imparcial y transparente de las graves preocupaciones que tiene la comunidad internacional”, dijo Borrell al Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.

En otro ámbito relacionado con el régimen chino, Borrell solicitó a las autoridades que se respeten los principios democráticos y el Estado de derecho en Hong Kong. “Se le debe garantizar un alto grado de autonomía bajo el principio de un país, dos sistemas”, expresó.

Como se conoce, varias organizaciones internacionales de derechos humanos cifraron en un millón el número de uigures que estarían detenidos en estos centros, cuya existencia fue reconocida por China, que los llama “campos de reeducación” y cuya existencia justifica con el argumento de que son centros “para combatir el extremismo”.


Quizá te interese leer:

El retraso de las vacunas eleva la tensión entre la Unión Europea y AstraZeneca


De hecho, Pekín se ha mostrado reacio a que alguna entidad internacional tenga acceso a estos campos donde se practica la alimentación forzada de cerdo a una población mayoritariamente musulmana -prohibido por la religión- hasta el trabajo forzado, el encadenamiento de estudiantes, violaciones en grupo y numerosas torturas. Un reciente reporte de CNN lo confirmó.

Hay países que se han pronunciado de manera más vehemente sobre las acciones del régimen chino. Estados Unidos, bajo la Administración de Donald Trump catalogó a las acciones como “genocidio y crímenes de lesa humanidad”; y Canadá que aprobó en el Parlamento una moción que equipara el trato de China a su minoría uigur con un “genocidio”. @mundiario

La UE pide a China que permita el ingreso a sus centros de detención
Comentarios