Buscar

MUNDIARIO

Se registró la peor asistencia a una manifestación independentista en Barcelona

La Guardia Urbana informó de que unas 350.000 personas se acercaron a la Ciudad Condal para rechazar la sentencia del juicio al procés. Esta cifra sería la más baja en ocho años.
Se registró la peor asistencia a una manifestación independentista en Barcelona
Manifestación en Barcelona. / Josep Catà
Manifestación en Barcelona. / Josep Catà

Lo que prometía ser una jornada histórica se quedó en jornada multitudinaria. La protesta que fue convocada para este sábado, para expresar el rechazo del sector independentista contra la sentencia al procés, solo pudo captar a unas 350.000 personas Barcelona según detalla la Guardia Urbana. 

Antes del inicio de la actividad, la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie expresó su solidaridad con los privados de libertad y exiliados. Asimismo se dirigió a la multitud con un claro desafío a las autoridades españolas: "a más represión, habrá más movilización."

La convocatoria hecha por ANC y Òmnium Cultural bajo el lema "Libertad" atrajo a seguidores de la corriente separatista y pese a ser la cifra más baja registrada en ocho años, se mantiene como parte de la dinámica para mantener una movilización permanente tal y como lo señala El País. 

Esta manifestación comenzó a desarrollarse a las cinco de la tarde y durante la misma se leyeron varios discursos, entre ellos el del presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra quien volvió a reiterar que mantendrá la misma línea de acción para "ejercer el derecho de autodeterminación". 

Con un llamado a la unidad de los partidos y entidades independentistas que están en contra de la sentencia del procés, terminó la jornada que no contó con la participación oficial de los dos sindicatos mayoritarios, CC OO y UGT aunque el secretario general de este sindicato en Cataluña, Camil Ros si acudió. 

Teóricamente esta marcha se iba a convertir en uno de los epicentros mediáticos de la jornada de este 26 de octubre, día en el que tenía que celebrarse el Clásico del fútbol español entre Barcelona y Real Madrid, que al final se jugará el 18 de diciembre, después que las autoridades nacionales y deportivas consideraran que no era oportuno que se jugara el encuentro en las actuales circunstancias políticas y sociales que vive Cataluña. @mundiario