El PSOE y Unidos Podemos se unen para apoyar las protestas de sindicatos

Manifestación de sindicatos.
Manifestación de sindicatos.

Mario Jiménez, Pablo Iglesias y Alberto Garzón estuvieron presentes en la convocatoria hecha por UGT y CCOO para pedir varias mejoras para los trabajadores al actual Gobierno.

El PSOE y Unidos Podemos se unen para apoyar las protestas de sindicatos

El centro de Madrid ha sido el escenario elegido por miles de personas para manifestar por un cambio de rumbo de parte del Gobierno. Salarios, empleos de calidad, pensiones dignas, lucha contra la pobreza y la desigualdad son las peticiones que ha demandado la serie de movilizaciones celebradas durante la semana y que han cerrado este domingo con una gran marcha en la capital. No obstante, la que en los papeles era una gran marcha sindical se ha terminado convirtiendo en una convocatoria de izquierda: los líderes sindicales han reclamado a los grupos de izquierda unidad social para desbaratar algunas de las políticas de años recientes y recuperar sus derechos en el Congreso.

La convocatoria era importante. El PSOE, Podemos e Izquierda Unida congratularon la demostración. Mario Jiménez, portavoz de la gestora del partido socialista, Pablo Iglesias y Alberto Garzón acudieron a la marcha y han respaldado la necesidad de revertir las reformas impulsadas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy en la última legislatura.

Los sindicatos han agradecido su apoyo y su presencia, un apoyo que, según palabras de Pepe Álvarez -jefe de UGT- debe darse también "en Las Cortes con propuesta para cambiar las leyes". De igual forma su homólogo en CCOO, Ignacio Fernández Toxo, demandaba los acuerdos. "Había una oportunidad para formar un Gobierno que cambiara el signo de la política pero no fue posible. Lo que sí hay es una mayoría que tiene que ser sensible y que puede determinar mayorías parlamentarias", dijo el líder de Comisiones. Por ejemplo, Toxo ha apuntado que apenas hace unos días el Congreso dio luz verde por mayoría a la proposición no de ley del PSOE para derogar la reforma laboral.

Ungidos por el lema "Las personas y sus derechos lo primero. Defiéndelos", los jefes de CCOO, Toxo, y de UGT, Álvarez, han dirigido la marcha desde la Plaza de Neptuno. La concentración estuvo plagada de grupos particularmente castigados por la crisis: los trabajadores de Coca Cola, los afectados del ERE de Telemadrid e incluso muchas trabajadoras del sector de la limpieza. Varias pancartas reclamaban la subida de las pensiones. "No a la feminización de la pobreza. Pensiones dignas", reclamaban.

Los jefes de los sindicatos aclararon que lo de hoy es tan solo el inicio de una magno etapa de movilizaciones que durará "lo que quiera el Gobierno". "Rajoy nos dijo que diálogo sí pero con límites. Queremos acuerdos que beneficien a la mayoría trabajadora y ciudadana y esos límites son muy estrechos", amenazó Toxo. "Hay razones de sobra para manifestarse. Este es un país que crece, que genera riqueza. Vamos a mantener en el tiempo las movilizaciones hasta que se reparta esa riqueza. Dialogar no es solo vernos y saludar, es negociar", secundó Álvarez.

El margen salarial entre hombres y mujeres, la necesidad de aplicar una reforma fiscal, la calidad de los servicios públicos o la recuperación del empleo y los salarios han estado presentes en los discursos de los secretarios generales. Álvarez ha ligado las dificultados de los jóvenes con el tema de las pensiones. "He visto mucha preocupación por la demografía en nuestro país. ¿Alguien cree que un hombre o una mujer joven van a poder tener un hijo sin tener opción de acceder a una vivienda, a un empleo digno, con salarios de 400 ó 500 euros? Si no se soluciona eso, no se solucionarán las pensiones", dijo.

De igual forma mandó un mensaje a la patronal, con la que hoy en día negocia un acuerdo sobre empleo y salarios para los años entrantes. La reticencia de la CEOE a firmar subidas salariales generalizadas contrasta con la demanda de los sindicatos de aumentar los sueldos. "Los salarios tienen que recuperar el poder adquisitivo en el sector privado y en el público", dijo Toxo.

Con esta protesta y tras haber celebrado más de 60 concentraciones y manifestaciones en todo el país durante esta semana, se cierra la campaña de movilizaciones que CCOO y UGT convocaron luego de que se reunieron con Mariano Rajoy. Piden un diálogo social "abierto" y con "contenidos" y no una negociación de "cartón piedra", como la que, aclaran, se ha escenificado hasta ahora.

El martes entrante, la ministra de Empleo se reunirá con los sindicatos y patronal para hablar de pensiones, un tema que a la vez es debatido por la comisión del Pacto de Toledo del Congreso. @hmorales_gt

 

 
 

 

El PSOE y Unidos Podemos se unen para apoyar las protestas de sindicatos
Comentarios