Los secuestros condicionan la incorporación del ELN al proceso de paz en Colombia

El presidente de Colombia ha declarado el pasado jueves que “para iniciar un proceso de paz con el ELN esa guerrilla debe liberar primero a todos los secuestrados que tiene en su poder”.
Los secuestros condicionan la incorporación del ELN al proceso de paz en Colombia

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, las FARC, no son la única guerrilla que está en búsqueda de la paz con el Gobierno de Juan Manuel Santos. Ahora también sale a escena el Ejército de Liberación Nacional, el ELN.

El ELN es una organización insurgente que nació el 4 de julio de 1964 en la vereda La Fortuna, en el municipio de San Vicente de Chucurí (Santander), y su carácter político-militar se basa en una ideología inspirada en el marxismo-leninismo proveniente de Cuba.

Las condiciones de intolerancia, exclusión política, la injusta distribución del ingreso, el desamparo, la marginación social del pueblo colombiano y la violenta represión a las masas fue lo que motivó el surgimiento del ELN e inspiró la dirección y propósitos de su lucha. El problema es que piensan que la guerra es el recurso para remover los obstáculos que, históricamente, han impedido el disfrute del bienestar y la felicidad de los colombianos, ante la imposibilidad de lograrlo por otros medios.

Para combatir la monopolización secuestran a personas adineradas, principalmente ganaderos o personas con un alto cargo político o militar, llegando incluso a asesinarlas. De esta forma también han financiado su guerra. En los últimos años se han centrado en el secuestro a trabajadores de compañías mineras y petroleras, siendo la inversión nacional y extranjera en estos sectores estratégica para el crecimiento económico del país.

A pesar de ello, han expresado sus intenciones de llegar a un acuerdo de paz con el Estado, aunque tienen en cautiverio desde el pasado 18 de enero al ingeniero canadiense Jernoc Wobert, de 47 años, a quien no piensan liberar hasta que la empresa minera para la que trabaja, Braewal Mining Corporation, no devuelva cuatro títulos mineros a los campesinos de la Serranía de San Lucas, en el sur de Bolívar.

En respuesta, el presidente de Colombia ha declarado el pasado jueves que “para iniciar un proceso de paz con el ELN esa guerrilla debe liberar primero a todos los secuestrados que tiene en su poder”. En palabras de Santos, ha disminuido en un 44 por ciento el delito de secuestro en comparación al 2012, “pero de esos secuestrados más del 51 o 52 por ciento han sido rescatados por la Fuerza Pública con vida, no ha habido ni una sola baja”.

Los secuestros condicionan la incorporación del ELN al proceso de paz en Colombia
Comentarios