Ivanka Trump es abucheada y silbada durante un evento en Berlín

Ivanka Trump junto a Angela Merkel. / RRSS
Ivanka Trump junto a Angela Merkel. / RRSS

La hija del predilecta del presidente de Estados Unidos ha elogiado a su padre por apoyar las políticas de vacaciones pagadas y otros beneficios laborales. 

Ivanka Trump es abucheada y silbada durante un evento en Berlín

Tras la visita a la Casa Blanca a mediados de marzo, caracterizada por momentos incómodos, donde el presidente Donald Trump aparentemente se negó a estrechar la mano de la canciller alemana Angela Merkel en la Oficina Oval, llega el momento en el que su hija va a visitar la capital alemana en representación del padre. 

Ivanka Trump llegó a Berlín el martes por la mañana armada con hechos y cifras para recitar en lo que se esperaba que fuera una cumbre internacional de alto nivel para discutir el espíritu empresarial de las mujeres, junto a Merkel. Pero en su primer viaje internacional como representante oficial de Estados Unidos, la primera hija fue puesta en una posición difícil gracias a las actitudes de su padre hacia las mujeres. Ivanka fue abucheada y silbada por la multitud, así como asediada con preguntas de parte de la moderadora sobre cuál es su verdadero papel en la administración de Trump.

"Eres la primera hija de Estados Unidos, y también asistes al presidente", dijo la moderadora, la redactora en jefe de WirtschaftsWoche, Miriam Meckel. "El público alemán no está tan familiarizado con el concepto de una primera hija. Quisiera preguntarle ¿Cuál es su papel y a quién representa usted, a su padre como presidente de los Estados Unidos, al pueblo estadounidense, o sus negocios?

Fue una apertura muy agresiva para la primera hija, que estaba sentada junto a Christine Lagarde, la directora ejecutiva del Fondo Monetario Internacional, y a tan sólo un asiento de Merkel. Ante las preguntas, la hija de Trump tuvo que dar la cara y contestar. "Yo también estoy poco familiarizada con este papel. Ha sido un poco menos de 100 días y ha sido un viaje realmente increíble", alcanzó a decir Ivanka. 

Ella no definió cuál era su nuevo rol como alto funcionario de la Casa Blanca, pero dijo que se cuidaba "mucho acerca de empoderar a las mujeres en el lugar de trabajo" y definió su meta como un intento por promulgar "un cambio positivo incremental. Ese es mi objetivo. Esto también es muy nuevo para mí, yo estoy escuchando, y aprendiendo." 

Ivanka Trump, que estuvo profundamente involucrada con la campaña de su padre y ha sido instrumental en su administración en los primeros tres meses en el cargo, se posicionó como alguien que sigue en modo de aprendizaje. "Me estoy esforzando para pensar en la mejor manera de empoderar a las mujeres en la economía", dijo, en un momento, en el que llegó a llamarse feminista. 

El resto de la velada Ivanka defendió a su padre desde el punto de vista de una hija leal, y de una funcionaria competente, una actitud que le hizo tener que enfrentar más preguntas incomodas en referencia a la campaña de su padre.

La esfera de influencia que ejerce la primera hija no tiene precedentes en la historia presidencial de los Estados Unidos. Ningún miembro inmediato de una primera familia había servido nunca en una capacidad formal. Ella ha comenzado a construir su cartera de influencias, mientras que su madrastra, la primera dama Melania Trump, aún no ha vivido en Washington a tiempo completo.


 

Ivanka Trump es abucheada y silbada durante un evento en Berlín
Comentarios