Himnos, lazos amarillos, libertad de expresión y votos delegados

Manifestación en Barcelona a favor de los políticos presos. / Twitter
Manifestación en Barcelona a favor de los políticos presos. / Twitter

El independentismo catalán se presenta como pacífico y democrático, representante de una mayoría que reclama libertad de expresión frente al fascismo que supuestamente ejercen los constitucionalistas ¿por qué tanta falsedad?

Himnos, lazos amarillos, libertad de expresión y votos delegados

Los que afirman tales cosas son en su inmensa mayoría gente que ni han conocido el franquismo, ni se han molestado en averiguar cuál es la definición de fascismo o desde cuando la falange ha dejado de tener las más mínima influencia en España. Tampoco es que traten de engañar deliveradamente, son ellos los que han sido engañados con falsas historias que les ha llevado a considerar al resto de españoles como el opresor que les impide ser libres y ricos, dos millones de votantes que aún siendo una minoría es una cifra que preocupa y nos lleva a pensar que algo se hizo mal desde el gobierno que no solo ha sido incapaz de impedir la calumnia mantenida en el tiempo sino que tampoco supo explicar la realidad en el exterior, una realidad que nos dice como Cataluña fue la región más beneficiada por Franco, donde se invirtió el 40% del total de las inversiones frente al 20% en Madrid, otro 20% en el País Vasco, y el 20% en todo el reto de España.

Estos días hemos visto acontecimientos como la final de Copa, donde se ha dejado claro de forma patente hasta donde llega el engaño en unos ciudadanos que ya hablaban catalán el día que Franco murió porque nadie se lo había impedido, algo que ahora tratan de hacer con el español, vetarlo. Una de las falacias que más se utilizan por el independentismo es esconder bajo la denominada "libertad de expresión" la calumnia de que en España hay presos políticos. En su ahora adorada Alemania sus partidos políticos estarían prohibidos por ir contra la Constitución, y si alguno de ellos se le diese por hacer una declaración de independencia (DUI) en algún estado federado, todos sus dirigentes serían condenados a cadena perpetua porque no todo vale. En Alemania no se puede negar la realidad sin parar en la cárcel, como sucede si se niega el Holocausto por ejemplo. Mucho se habló de la retirada de los símbolos amarillos a la entrada del estadio Wanda donde se jugaba la final de Copa entre el Barça y el Sevilla y por lo que están interponiendo demandas legales. Esos símbolos que utilizan para reclamar la libertad de lo que denominan "presos políticos", les parece libertad de expresión, pero se olvidan de una practica habitual de los mossos que retiran las banderas españolas impidiendo su entrada al estadio del R.C.D. Español, y si de algo no cabe duda es que la bandera de España es legal y lleva así dos siglos. 

También consideran libertad de expresión pitar al himno nacional pero deberían saber que si eso sucede en Francia, que es tan democrática como Alemania, el partido se habría suspendido. El motivo es que no estamos ante una norma policial sino de la UEFA. Ellos organizan las competiciones deportivas y ponen sus reglas que incluyen no politizar el deporte por eso prohíben pitar los himnos nacionales, aunque permiten pitar el de la UEFA por ser una queja deportiva y no política. Nadie obliga a jugar sus competiciones pero si se hace hay que respetar sus reglas, algo tan natural que sucede hasta jugando al parchís donde hemos de contar lo que manda el dado.

Pero hoy se han superado a si mismos en su afán de inventar, han aprobado en el Parlament el voto delegado. Ya no hace falta ir a los debates a parlamentar ¿para qué?, basta con delegar el voto si ese día toca votación. Esto podría reducir el Parlament a seis personas que presentasen los votos delegados. Un ahorro importante de dinero ¿o pretenden cobrar igual que si fuesen a trabajar? Eso no parece posible porque todos los españoles somos iguales ante la ley y los demás si no van a trabajar no cobran. Ya quisiéramos irnos de viaje a Bruselas, Alemania, Suiza o Escocia, estar de excursión y cobrando el sueldo sin ir a la oficina o la obra o el taller. Claro que sería maravilloso reducir 175 supersueldos a solo seis pero me temo que no será posible porque quiero pensar que el Estado impedirá esta barbaridad y que todos los partidos constitucionalistas, los que cumplen y hacen cumplir las leyes, no lo consentirán. ¡Que caro está saliendo el tancredismo de Mariano Rajoy! @mundiario​​

Himnos, lazos amarillos, libertad de expresión y votos delegados
Comentarios