Los forenses turcos buscan los restos de Khashoggi en un bosque de Estambul

Policía truca saliendo del consulado saudí. RR SS.
Policía truca saliendo del consulado saudí. / RR SS.

La policía científica turca se encuentra investigado una furgoneta del consulado saudí en donde pudieron haber sido trasladado los restos del periodista luego de haber sido descuartizado. También amplían la búsqueda de los restos hasta las afueras de la capital.

Los forenses turcos buscan los restos de Khashoggi en un bosque de Estambul

La policía turca registró una furgoneta con una matrícula del consulado de Arabia Saudí donde sospechan que fueron trasladados los restos del periodista Jamal Khashoggi, desaparecido desde el pasado 2 de octubre y presuntamente asesinado en el edificio diplomático saudí ubicado en Estambul. Yeni Safak, un medio turco oficialista, asegura que los médicos forenses han examinado por unas tres horas la Mercedes Vito que aparece en una de las grabaciones de vídeo del día en que fue captado por última vez con vida el periodista, cuando entró al consulado para completar unos trámites.

Gracias a las grabaciones es posible constatar la entrada del periodista al consulado y dos horas después, se ve cuando el vehículo sale del consulado y se dirige hasta la residencia del cónsul situada a unos 200 metros del lugar. El medio turco apunta que los forenses han analizado el vehículo con productos químicos usados para detectar restos genéticos. Los investigadores se encuentran analizando las muestras de ADN tomadas en el consulado y en la residencia del cónsul para constatar si acaso coinciden con el ADN de los implicados, incluido del periodista desaparecido. Asimismo, la policía científica también investiga otros coches del edificio diplomático que fueron utilizados el mismo día en que Khashoggi desapareció.

La labor de búsqueda de las autoridades se amplió hasta el bosque de Belgrado, situado a las afueras de Estambul, y en una zona rural cerca de la ciudad de Yalova, ubicado a unos 100 kilómetros al sur de Estambul, en la costa del mar de Mármara. Se espera que el informe final sobre el caso sea presentado en los próximos días.

Desde hace días varios medios turcos y extranjeros han filtrado que Turquía tiene pruebas de que el periodista fue torturado y asesinado en el consulado, aunque el Gobierno de Ankara se ha mantenido hermético al respecto, tampoco ha negado las posibilidades y en todas las apariciones de las autoridades, estás se han mostrado muy seguras sobre la muerte de Khashoggi, además, han sido bastante tajantes contra las autoridades saudíes a quienes criticaron duramente por tardarse en confirmar el acceso a los edificios diplomáticos.

Un escándalo internacional

Aunque Trump se había posicionado a favor de Arabia Saudí, al parecer los servicios de inteligencia estadounidenses habrían constatado la muerte de Khashoggi, donde se ve implicado el príncipe Mohamed, según informa The New York Times. Lo cierto es que no existen pruebas oficiales que vinculen al príncipe con la muerte del periodista, pero si hay “crecientes indicios circunstanciales” que apuntan que el heredero era consciente de lo que sucedía. Los indicios más llamativos corresponden a la llegada de 15 saudíes, supuestos autores del asesinato, a Estambul. Todos arribaron al consulado, pero lo que más han reseñado los medios internacionales, es la cercanía de algunos de estos hombres al círculo interno de seguridad del propio príncipe.

Trump pidió a Turquía que facilite las pruebas –entre ellas una supuesta grabación- para saber qué ocurrió exactamente con Khashoggi. Pero los turcos han evitado esto debido que cabe la posibilidad de que la grabación fue obtenida por medio ilegales como micrófonos ocultos o por medio de un agente infiltrado en el consulado, algo a todas luces ilegal. El mandatario estadounidense advirtió que de confirmarse la muerte del periodista en manos saudíes, estudiaría graves consecuencias contra el reino. @mundiario

Los forenses turcos buscan los restos de Khashoggi en un bosque de Estambul
Comentarios