El debate lo gana quien atrae más indecisos y eso no se sabrá hasta el 10N

Ultimo debate electoral protagonizado por las mujeres más representativas de los partidos. / TV
Ultimo debate electoral protagonizado por las mujeres más representativas de los partidos. / TV
Durante esta campaña electoral hemos vivido cuatro debates televisados. Según las encuestas mayoritarias - no todas dieron el mismo resultado - dos de ellos los ganó Cs con Arrimadas, uno Vox con Abascal y también hubo un empate entre Cs y Vox con Arrimadas y Monasterio.
El debate lo gana quien atrae más indecisos y eso no se sabrá hasta el 10N

Durante esta campaña electoral hemos vivido cuatro debates televisados. En el primero, a siete, fue superior a sus "rivales" Inés Arrimadas (Cs) porque aportó programa y dureza con Torra donde otros solo aportaban dialéctica sin contenido, pero el segundo, el de cabezas de fila que eran todos hombres, dicen la mayoría de las encuestas que fue ganado por Abascal (Vox). Fue un debate con guión donde todas las preguntas quedaron sin respuestas, por ejemplo las de Rivera y Casado sobre cuántas naciones hay en España (que ya había realizado repetidas veces Inés Arrimadas en su debate), si pactará con el independentismo, a quién subirá los impuestos o si dimitirá con la sentencia de los EREs; o las de Pablo Iglesias (UP) sobre si pactará con el PP, todas dirigidas a Pedro Sánchez (PSOE). También Sánchez preguntó a Casado (PP) si permitirá votar a la lista más votada y tampoco tuvo respuesta aunque esta pregunta sobraba después de que en lugares donde alguna formación arrasó, como en Navarra con Navarra Suma o en Badalona con el PP, el PSOE no apoyó esas listas sino que se apoyó en independentistas como Bildu para gobernar. Después el debate fue sobre los acontecimientos de 1934, 1936, o la memoria histórica de un solo bando, algo que resulta cansado cuando lo hace gente tan joven que solo habla de opiniones externas y no de hechos vividos propiamente.

El tercer debate fue en TV3 y volvió a arroyar Inés Arrimadas que después de arrancar los sectarios lazos amarillos, como también hizo Alvarez de Toledo (PP), puso contra las cuerdas al presentador al que advirtió que si gana Cs la primera medida será despedirlo, y desmontó fácilmente los argumentos de Rufián (ERC) y más fácilmente aún los de JxCat o la CUP  además de enfrentarse a Zaragoza (PSOE) por su falta de medidas en Cataluña, y es que en el tema catalán Ciudadanos siempre ha ido por delante en sus prediciones y propuestas.

El ultimo debate fue para los segundas espadas de cada partidos, que resultaron ser todas mujeres. Fue el mas abierto, casi un encuentro tertuliano. La pena es el tiempo que se pierde en hablar de la Historia donde se basan poco en los hechos y mucho en las opiniones. Las más despistadas fueron las representantes de partidos radicales a izquierda y derecha. Montero (Podemos) quiere recuperar los 60.000 mill€ del rescate de la banca para pagar las pensiones, pero desconoce que casi todo ese dinero fue a rescatar Cajas de Ahorro. Solo Caja Madrid, ahora Bankia, se llevó 40.000 pese a lo cual insiste Podemos en crear un banco público a partir de ese que ya quebró en su día con un Consejo de Administración de políticos y sindicatos. También quieren volver a la autarquía del franquismo nacionalizando Endesa como compañía eléctrica, y otras muchas de las que estaban en el INI (Instituto Nacional de Industria). Es curioso que se quiera volver a la situación de 1975 para solucionar problemas de hoy aunque añaden detalles como que la enseñanza o la sanidad sean solo públicas, algo que no hay dinero para pagar y además nos lleva 30 años atrás cuando se derriba el muro de Berlín y medio mundo que era comunista deja de serlo. Hoy en día esas propuestas solo se materializan en Cuba o Corea del Norte. Se aprovecha este partido de que los menores de 45 años no vivieron eso y los menores de 55 no saben nada del franquismo pero les convendría saber que la indemnización por despido bajó de 90 a 45 y luego a 20 días por año gracias al PSOE y no gracias al PP cuya representación en los 70 era pequeña. Además fue el PSOE de Felipe González quien encarga a Boyer el desmantelamiento de las empresas públicas que no daban servicios sociales.

En el otro extremo Vox promete solucionar todos los problemas eliminando las Autonomíás, algo que suena a falacia porque hoy en día ese sentimiento no está en los españoles ni de Asturias o de Andalucía, ni de ningún otro lugar, claro que Monasterio lo sabía y cara a la campaña dice conformarse con recuperar la enseñanza, la sanidad y los cuerpos armados. En esto de Cataluña las posiciones fueron quedando más claras porque las mujeres son menos de callar. Ciudadanos quieren retirar de forma inmediata las competencias de prisiones para que no se vayan de fiesta los secesionistas presos, crear una tarjeta sanitaria única, y unificar la enseñanza hasta en los libros de texto. Vox quiere recuperar todas las competencias pero si no lo logra por falta evidente de consenso, se apunta a los de Ciudadanos. Podemos prefiere dejar todo igual y buscar soluciones en el debate y el diálogo, la fórmula que su utiliza desde hace 72 años para que los judíos y los palestinos lleguen a un acuerdo y con esto queda todo dicho. El PP pide lo mismos que Ciudadanos en cuanto al 155, un requerimiento a Torra y cuando lo rechace se aplica, además de la intervención directa y dura con la insumisión actual de los CDR de los que se sospecha que Torra y Puigdemont son los jefes.

Es muy posible que Sánchez sume si le apoyan Unidas Podemos y ERC, algo tan posible como inestable. En el último debate Maria Jesús Montero (PSOE) ya habló directamente de crear una mesa de partidos, que es una de las condiciones que mencionó Rufián (ERC) en el debate de TV3, para solucionar en problema del secesionismo catalán, pero la alternativa a la falta de gobierno no debería ser un con esperanza de vida tan corta. Salvo victoria del centro derecha, o del PP y abstención del PSOE por aquello del partido más votado, la solución, guste o no guste, estará en los acuerdos de los grandes partidos, PP y PSOE, con un programa de grandes temas de estado, y si atendemos a los debates sería mucho más eficaz con la presencia de Ciudadanos que es quien tiene un programa radical contra la corrupción y quien afirma que sin fraude y sin economía sumergida no habrá deficit.

No queremos pasar por donde pasó Grecia aunque estemos cerca de sus índices de paro, seguimos prefiriendo al modelo alemán con su paro del 3%, así que no estaría mal que esa mesa de diálogo que afirma el PSOE puede valer para Cataluña, la aplique entre los partidos constitucionalistas para afrontar esos grandes y graves problemas que España tiene planteados y que en muchos casos requiere el consenso de 2/3 de los escaños. Si solo que forma un gobierno con el 51% serán imposibles de solucionar. @mundiario

El debate lo gana quien atrae más indecisos y eso no se sabrá hasta el 10N
Comentarios