La crisis de Irlanda del Norte se acentúa

Gary Middleton (izq.) congresista de Irlanda del Norte y Paul Givan (der.) primer ministro de Irlanda del Norte. / Twitter.com @paulgivan
Gary Middleton (izq.) congresista de Irlanda del Norte y Paul Givan (der.) primer ministro de Irlanda del Norte. / Twitter.com @paulgivan
Edwin Poots tuvo que dimitir después de apoyar a Givan para que llegara a ser Primer Ministro
La crisis de Irlanda del Norte se acentúa

Edwin Poots, el jefe del partido Unionista Democrático (DUP por sus siglas en inglés), que es el aliado principal de la Comunidad Unionista, dimitió este jueves 21 días después de haber asumido el cargo de presidente de su partido. Poots se ha caracterizado por tener una opinión reaccionaria, lo que no pudo mantener siendo que la mayoría de las personas que militaban en su partido y hacían vida como funcionarios electos, fuese en el parlamento de Westminster o en la Asamblea de Irlanda del Norte, ubicada en Stormont, hicieran saber su descontento con el hecho de que se llevaran a cabo gestiones orientadas a imponer un primer ministro y que esa decisión emanara de un acuerdo tentativo con la fracción opositora Sinn Fein (fracción que defiende que Irlanda sea reunificada).

Efectivamente hoy entra en funciones el nuevo ministro principal de la provincia británica de Irlanda del Norte, Paul Givan. Justo tras la decisión relacionada con la elección de Givan, buena parte de los integrantes de su partido rechazaron que Poots siguiera al frente. Givan entra al cargo que del que ha salido, forzosamente, Arlene Foster y Michelle O’Neil, republicana, ha sido confirmada como viceministra principal del Ejecutivo de poder compartido.

Es de hacer saber que el Partido Unionista es partidario de mantenerse leal a Londres. Poots hizo saber, el pasado jueves, que estaba dispuesto a dejar el cargo y que el presidente del partido “iniciara el proceso electoral interno para elegir un nuevo líder”. El partido Unionista apoyó el Brexit y luego, pasó por una serie de dificultades en el transcurso de las negociaciones, siendo que si bien se manifestó, inicialmente, contra el tratado propuesto por Theresa May, quien fue primer ministro británica, después defendió algunos intereses contemplados en esos tratados, en particular aquellos orientados a mantener la lealtad.

Esta transición se está teniendo en un momento de tensión entre Gran Bretaña e Irlanda del Norte, siendo que no se ha logrado por parte de Gran Bretaña, el cumplimiento del acuerdo relacionado con los controles aduaneros que deben respetarse entre los británicos e Irlanda del Norte, lo que ha generado reacciones por parte del bloque comunitario. @mundiario

La crisis de Irlanda del Norte se acentúa
Comentarios