Pedro Castillo promete una serie de reformas para unir al Perú

Pedro Castillo asume la presidencia de Perú.
Pedro Castillo asume la presidencia de Perú.
El profesor rural asume la presidencia del país sudamericano. En su primer mensaje reitera su idea de una Constituyente, reflotar la economía y mejorar los servicios de la educación y la salud. 
Pedro Castillo promete una serie de reformas para unir al Perú

Pedro Castillo Terrones es el nuevo presidente de Perú. Con una mano en la biblia y la otra para realizar el juramento, el maestro rural, rondero y agricultor asumió el poder del país andino en medio de la celebraciones por los 200 años de independencia. Vestido con su característico sombrero de palma y una chaqueta azul sin cuello, Castillo Terrones se puso la banda presidencial de manos de la líder del Parlamento, María del Carmen Alva. Estuvieron en la ceremonia su familia, los 130 congresistas, altas autoridades peruanas y mandatarios extranjeros. 

Castillo, de 51 años, se convirtió el último outsider de Perú. Hace ocho meses no aparecía en ninguna encuestadora con posibilidades de liderar el Poder Ejecutivo. Apenas contaba con 0.2% de respaldo. A pesar del complicado panorama, este líder de izquierdas avanzó a paso lento hasta posicionarse en en la cima de la elección de primera vuelta, realizado el pasado 11 de abril. En segunda vuelta, a pesar de una campaña de demolición en su contra debido a que enfrentaba a la conservadora Keiko Fujimori, Castillo se impuso por 40 mil votos. 

"No los defraudaré", fueron las primeras palabras al iniciar su mensaje a la nación. Ante un país seriamente polarizado y golpeado por la pandemia de la Covid-19, Castillo hizo un llamado a la unidad nacional para salir de la crisis. “No queremos hacer cambios por el hecho de hacerlos. Pero el Estado debe tener libertad para regular de acuerdo al interés de las mayorías. Ejecutaremos lo que el pueblo decida”, dijo el flamante presidente cuyo origen proviene de la ciudad de Chota, en la región de Cajamarca. “La propiedad de las personas obtenida con esfuerzo está garantizada por el Estado”, mencionó. 

En la aproximadamente una hora que duró su locución ante el Parlamento, el presidente peruano anunció medidas inmediatas para luchar contra la pandemia, reflotar la economía, atender a los sectores históricamente postergados –los pueblos originarios y la población pobre, principalmente–, y convocar a una Asamblea Constituyente para redactar una nueva Carta Magna tras 20 años. Esta última propuesta fue enarbolada durante toda su campaña electoral. 


Lee más:

Un quinquenio perdido en Perú


CLAVES DEL MENSAJE

En salud, el presidente Castillo ha señalado que, a fin de año, un 70% de la población estará inmunizada. Para lograr esa meta, agregó que convocará a los gobernadores regionales y a sus directores de salud para evaluar acciones concretas. Estas van de las ‘vacunatones’ (jornadas extendidas de inmunización en fines de semana, iniciadas por el Gobierno de Francisco Sagasti) y ampliará el horario en los establecimientos de nivel primario. Castillo prometió que el sistema de salud será unificado y gratuito. 

Por su parte, en economía, el mandatario propuso un pago de 700 soles (US$ 178 dólares) a las familias empobrecidas por la pandemia, después de que el Producto Interior Bruto (PIN) peruano cayese 11% en 2020 y la pobreza aumentase en 10 puntos porcentuales, lo que equivale al 30% de la población. Ofreció reglas claras para la minería y dijo que, si los proyectos de inversión de las industrias extractivas carecen de rentabilidad social, “no van”.

En Educación, Castillo planteó declarar en emergencia este sector “para recuperar los aprendizajes” afectados por el cierre de las escuelas a causa de la Covid-19, retornar a las aulas en el primer semestre de 2022, y aumentar progresivamente el presupuesto del sector hasta duplicarlo. Además, reiteró su promesa de campaña de que el ingreso a la universidad sea gratuito.

El presidente también hizo mención a la cultura y la ciencia. En lo primero señaló que “para romper con símbolos coloniales” no gobernará desde Palacio de Gobierno, también llamado Casa de Pizarro, y será utilizado para el nuevo Ministerio de las Culturas. En referente a lo segundo, creará el nuevo Ministerio de Ciencia y Tecnología, tal como lo había prometido durante su campaña electoral.

Para el final de su discurso, Castillo se reiteró a su propuesta bandera: la Asamblea Constituyente. Señaló que presentará un proyecto de ley ante el Parlamento para modificar un articulo de la Constitución que solo contempla la posibilidad de hacer cambios, pero no la formación de un colectivo que la redacte. El nuevo mandatario espera que ese texto sea aprobado y luego ratificado en un referéndum. 

“El pueblo peruano debe tener la seguridad de que no queremos hacer cambios por el simple deseo de hacerlos”, dijo. Y explicó por qué mantiene su promesa de campaña en este sentido. “Insistiremos en esta propuesta, pero siempre en el marco de la ley y con los instrumentos legales que la propia Constitución vigente proporciona. Tengan la seguridad que nunca se hará tabla rasa de la legalidad”, aseguró.

Con esta basta lista de promesas y reformas, se inicia el gobierno de Pedro Castillo, quien tiene el enorme reto de cubrir las expectativas de la mitad del país que votó por él y demostrar a la otra mitad que no lo apoyo que está capacitado para liderar a Perú en la peor crisis económica y social de los últimos años. @mundiario

Pedro Castillo promete una serie de reformas para unir al Perú
Comentarios