Angela Merkel ata cabos con sus socios y despeja su camino a la reelección

Angela Merkel. / Facebook.
Angela Merkel. / Facebook.

La actual canciller de Alemania ha despejado las dudas en torno a su alianza con la CSU de Bavaria y tiene todo listo para ir por un nuevo mandato.

Angela Merkel ata cabos con sus socios y despeja su camino a la reelección

Angela Merkel se ha quitado el último obstáculo que le quedaba para confirmar su candidatura a la reelección este próximo 24 de septiembre. Die Kanzlerin ha limado finalmente las asperesas con Horst Seehofer, mandamás de la Christliche-Soziale Union (CSU, Unión Socialcristiana), con quien mantuvo un enfrentamiento abierto desde el 4 de septiembre de 2015, día en que permitió que miles de refugiados atrapados en Hungría entraran a Alemania. Con la tregua acordada entre ambos, los partidos hermanos concurrirán en unidad a los comicios.

Los dos líderes se presentaron este lunes en Múnich, Baviera, sede de la CSU, para reafirmar ante los medios todas las "coincidencias" que hermanan a las dos agrupaciones, que desde siempre han participado juntos en las elecciones. Aquel fatídico 4 de septiembre, Seehofer inició una campaña de ataques, amenazas y desplantes contra su poderosa homóloga y, pese a que en la conferencia intentó hacer como si nada hubiera pasado, los remanentes del conflicto no se olvidarán tan fácilmente. Los alemanes están a la espera de ver cómo el líder bávaro se las arregla para convencerlos de votar por una mujer a quién el mismo acusó de liderar un "Estado injusto", un término que en su país llama inevitablemente a la memoria histórica, puntualmente a la era nazi.

Sus discrepancias siguen ahí. El tema de los refugiados, en especial. En los dos últimos años, Alemania ha recibido 1.2 millones de solicitudes de asilo, y en la CSU se ha insistido en que el máximo de personas recibidas por año no pase de 200.000. Seehofer cree que esa cifra debe respetarse para que su partido facilite el camino a la CDU en los próximos comicios. Merkel, en tanto, le ha dejado claro que no tiene la más mínima intención de acceder a dicha solicitud. "No tengo previsto cambiar de opinión", dijo al lado de Seehofer y frente a los medios.

A falta de saber si lograrán llegar a un consenso, la hermandad todavía debe enfrentarse a dos grandes frentes. El primero, es el xenófobo partido Alternative für Deutschland (AfD, Alternativa para Alemania), que con su mensaje populista podría ganar la mayoría de escaños en el Parlamento incluso por delante de Merkel y los suyos. El segundo, aunque éste todavía en proceso de formación, es Martin Schulz. El expresidente de la Eurocámara ha tomado las riendas del Sozialdemokratische Partei Deutschlands (SPD, Partido Socialdemócrata de Alemania) y, aunque todavía muy remota, su remontada empieza a tener tintes de posible.

Lo del SPD es especialmente llamativo. Hasta hace dos semanas estaba en estado terminal. La renuncia de Sigmar Gabriel, segundo de Merkel, y el ascenso de Schulz le han cambiado la cara a la agrupación. Según una encuesta publicada por el sensacionalista Bild, los socialdemócratas han llegado ya al 31% de la intención de voto, superando por un 1% a la actual canciller.

Pero en el campamento de la cancillería de Berlín se han tomado todo esto como algo esporádico. Según los planes de la CDU el repunte de Schulz terminará en cuanto se vea obligado a dar más detalles y especificaciones de su proyecto. Hace falta ver si eso será suficiente para calmar los ánimos de un partido que, en los últimos años, se acostumbró a resultados decepcionantes. @hmorales_gt

 

Angela Merkel ata cabos con sus socios y despeja su camino a la reelección
Comentarios