El adiós al expresidente Bush padre da una corta tregua a EE UU

El adiós a George Bush padre con cinco presidentes de EE UU. RR SS.
El adiós a George Bush padre con cinco presidentes de EE UU. / RR SS.

En la despedida del expresidente se han reunido cuatro expresidentes y Trump, que actualmente está en el cargo. A diferencia del adiós de Barabara Bush y del funeral de John McCain, en esta ocasión si hubo una significativa pausa a la guerra abierta que mantienen los expresidentes con el actual mandatario.

El adiós al expresidente Bush padre da una corta tregua a EE UU

George Bush padre falleció el pasado viernes a los 94 años, por lo que este miércoles se celebró un funeral de Estado en su honor donde participaron los cinco presidentes vivos del país. Además de su hijo Georg W. Bush, que estuvo junto a su esposa, Laura Bush; también asistieron Donald y Melania Trump; Barack y Michelle Obama; Bill y Hillary Clinton; y Jimmy y Rosalynn Carter. Esta es la primera vez que este grupo se reúne, ya que en los pasados funerales de Barbara Bush y John McCain, no asistieron todos por alguna u otra razón.

No es mentira que existe tensión entre los exmandatarios y el actual presidente, pero por esta vez, hicieron una breve tregua para despedir al hombre que gobernó a EE UU entre 1989 y 1993, tiempo en el que se encargó de terminar con la Guerra Fría. Decir adiós a un presidente es un acto lleno de solemnidad, pero en EE UU sin duda llegan a un nivel muy alto para rendir honores a la persona que estuvo al frente del país. Con la llegada de Trump al poder, EE UU se ha ido dividiendo, pero aun prevalecen los honores y el respeto de estos símbolos. Y el adiós a Bush padre ha servido para recordarlo, pues hemos visto imágenes muy sencillas pero cálidas, como esa en las que aparece Sully, el perro guía del expresidente que estuvo con él hasta el final de sus días… y luego también, pues fotos suyas tumbado y vigilando el ataúd de su dueño han dado la vuelta al mundo. Pero también nos llegó otra imagen, la del exsenador Bob Dole, que a sus 95 años llegó en silla de ruedas hasta el ataúd y con ayuda de un asistente ofreció un saludo de militar ante los restos del hombre que fue su rival en las primarias republicanas de 1988.

Sully, el padre del expresidente George Bush. RR SS.

Sully, el padre del expresidente George Bush. / RR SS.

 

Bush padre fue parte de una dinastía de magnates con ADN político. Su padre, fue el senador Prescott Bush, su hijo, George, siguió sus pasos y se convirtió en presidente de EE UU; y otro Jeb, otro de sus hijos, fue gobernador de Florida. El féretro del expresidente entró en la catedral nacional de Washington envuelto en la bandera estadounidense, cargado por militares y al redoble de campanas, luego de pasar dos días en la capilla ardiente del Capitolio. Además de los cientos de políticos estadounidenses, al funeral también acudieron la canciller alemana, Angela Merkel, el rey Abdalá de Jornadia, y su esposa Rania; y el príncipe Carlos de Inglaterra.

Fue George hijo, quien presentó unas sinceras y divertidas palabras en honor a su padre. “Fue el mejor padre que un hijo o una hija podría tener”, dijo el expresidente con voz quebradiza. Pero expresó que su padre estará bien porque podría volver a “dar la mano” a Barbara, su esposa, fallecida el pasado abril. George W. Bush habló de las malísimas dotes de baile de su padre y de lo mal que le caía el brócoli, pero no dudó en exaltar la “integridad” con que sirvió al país.

EE UU no despedía a un presidente desde el 2006, cuando falleció Gerald Ford, tan solo dos años después de la muerte de Ronald Reagan. Ahora recordamos a George padre como un hombre carismático que supo hacer bien lo suyo, pero también porque no gobernó mucho tiempo por no salir reelecto al vivir una difícil recesión económica y una campaña demócrata arrolladora. Pero muchos si hay quienes recordarán que el expresidente ayudó con el fin pacífico de la Guerra Fría e impulsó una coalición de hasta 30 países para derrotar a Sadam Hussein en la Guerra del Golfo.

Bush fue un republicano de la vieja escuadra y militar condecorado que participó en la Segunda Guerra Mundial. Al igual que McCain, Bush padre es estimado hasta por sus rivales políticos y muchos ciudadanos que no comparten sus creencias, y esto se debe a que él representó los valores de los estadounidenses.

Llama la atención que a diferencia del funeral de McCain, en este se decidió hacer un alto para representar los valores de los estadounidenses y no criticarse mutuamente. Durante el adiós en el funeral del senador republicano, tanto Obama como Bush hijo presentaron discursos donde criticaron –de forma encubierta- a Trump; pero la familia Bush, decidió omitir cualquier tipo de polémica e invitar al presidente y la primera dama.

Los Trump se sentaron respetuosamente junto a los Obama, Clinton y Carter. Estos últimos están definitivamente apartados de la vida pública, pero los primeros llevan una guerra muy abierta contra el actual mandatario… algo que por ese día, dejaron pasar. @mundiario

El adiós al expresidente Bush padre da una corta tregua a EE UU
Comentarios