Tras la pandemia, Black Mirror puede tener nuevo material, pero ¿debería usarlo?

6. Black Mirror. Productora.
6. Black Mirror. Productora.

La antología de ciencia ficción paranoica regresa a un mundo más tenso y aislado. He aquí por qué no debería apoyarse en los tiempos posteriores a la pandemia para su temporada 6.

Tras la pandemia, Black Mirror puede tener nuevo material, pero ¿debería usarlo?

El título de Black Mirror tiene dos significados. Primero, se refiere a la superficie reflectante de una pantalla apagada, asintiendo a la paranoia tecnológica que se presenta en casi todos los episodios. En segundo lugar, bien podría ser la declaración de misión de Charlie Brooker. Como satírico, muestra las cualidades más oscuras y feas de la humanidad: nuestra mezquindad, nuestra complacencia y nuestra capacidad aparentemente ilimitada para la autodestrucción. Al igual que su antecesor de antología The Twilight Zone, Black Mirror ha sido elogiado por su visión de la condición moderna, así como por su presciencia de lo que está por venir. Pero en realidad no predice el futuro, en cambio, muestra cómo podrían ir las cosas si los mejores ángeles de nuestra naturaleza colectiva no ganan, lo que, por supuesto, rara vez sucede.

La próxima sexta temporada de Black Mirror es la primera en tres años, y en su ausencia se le dio material suficiente para durar otro siglo. Poco menos de un año después del lanzamiento de la quinta temporada en Netflix, una pandemia global obligó al mundo a aislarse y la tecnología se convirtió en la única forma en que las personas podían comunicarse entre sí. Durante al menos medio año, la vida se vivió en un sucedáneo de la realidad a medias, las reuniones de trabajo y los cumpleaños se experimentaron a través de videollamadas con malos micrófonos y peor iluminación. 

Además de eso, las redes sociales permitieron la difusión de información errónea desenfrenada sobre las vacunas y las medidas de seguridad que probablemente empeoraron la pandemia e incluso aparte de los eventos mundiales más obvios, cada semana trae más ejemplos de disfunción de las redes sociales que podrían generar episodios sólidos.

Aquí es donde la visión de Black Mirror se convierte en una especie de arma de doble filo. Es una de las obras más destacadas de la televisión de comentarios sociales sobre tecnología, así como sobre la vida moderna en general. Black Mirror se ha convertido en la abreviatura de un cierto tipo de ambiente paranoico y tecnodistópico, uno que se vuelve más frecuente en nuestra realidad con cada día que pasa. Sería extraño si no se basara un poco en Zoom, pero al mismo tiempo, si bien la serie nunca ha sido exactamente sutil, ocasionalmente se desliza hacia la obviedad. Black Mirror es más fuerte cuando se siente como una historia que involucra comentarios tecnológicos, en lugar de una historia construida alrededor de comentarios tecnológicos.

Puede que Brooker no sea el escritor más sutil, pero sin duda es una de las mentes más ocurrentes de la televisión en este momento, y la presentación de sus ideas sin duda será interesante. Además, Black Mirror nunca se ha preocupado demasiado por lo que la gente pueda pensar; esta es, después de todo, la serie que hizo que el Primer Ministro tuviera sexo con un cerdo en televisión en vivo para su primer episodio, pero en un mundo cada vez más adusto y paranoico, Black Mirror debería decirle a la audiencia algo que aún no saben.  @mundiario

 

 

Tras la pandemia, Black Mirror puede tener nuevo material, pero ¿debería usarlo?
Comentarios