¿Por qué hay moho en el abono de mi planta?

Planta con moho. / Verdecora.
Planta con moho. / Verdecora.
Los crecimientos blancos y difusos pueden aparecer en la base de tu planta aparentemente de la noche a la mañana. Recupera tu planta de interior y evita el abono enmohecido en el futuro con estos consejos.
¿Por qué hay moho en el abono de mi planta?

Puedes encontrar moho en la tierra de las plantas de interior después de meterlas a tu casa para invierno, o el moho puede crecer en contenedores que están adentro durante todo el año. También puede aparecer en nuevas adiciones a tu jardín o puede aparecer en miembros establecidos de tu frondosa colección. El moho se produce en el abono por varias razones. Comprender qué causó el problema y cómo deshacerte de él mantendrá tu jardín y tu hogar felices.

Las plantas tienen microorganismos naturales que existen a su alrededor, al igual que nosotros los tenemos dentro de nuestro cuerpo y en nuestra piel. Muchos de estos microorganismos son necesarios para una adecuada sanidad vegetal. Esta relación simbiótica es la razón por la que el abono vivo es tan favorable. Para crear un suelo vivo, muchos jardineros intentan atraer gusanos y suministran los nutrientes muy necesarios. 

Agregar abono es otra forma de obtener esos microorganismos beneficiosos. Sin embargo, un cuidado inadecuado de las plantas puede alterar el delicado equilibrio de la naturaleza.


Quizá también te interese: 

Si tu césped se está poniendo blanco, esto es lo que significa


¿Qué causa el crecimiento de moho en el abono de las plantas de interior?

El moho y otras enfermedades fúngicas prosperan en ambientes húmedos, oscuros y congestionados. Desafortunadamente, es fácil crear esas condiciones, especialmente cuando se hace jardinería en interiores. Trata de evitar lo siguiente:

Riego excesivo

Los hongos consumirán el agua adicional que quede en una planta en maceta, y demasiada agua puede hacer que las raíces se pudran. Las plantas de interior generalmente requieren menos agua que sus contrapartes al aire libre. Mientras que la luz solar directa y los espacios abiertos permiten que las plantas al aire libre se sequen rápidamente, la luz solar indirecta y las habitaciones cerradas dentro de una casa permiten que las plantas retengan el agua por más tiempo. 

Drenaje deficiente

El drenaje deficiente del agua también puede provocar un exceso de humedad. Hay algunas cosas que causan un drenaje deficiente: tamaño de maceta incorrecto, falta de orificios de drenaje y abono denso.

Según expertos, el tamaño adecuado de la maceta es clave. Con las raíces expuestas en una maceta de gran tamaño, es más probable que vea la pudrición de la raíz, ya que las plantas no podrán utilizar la cantidad de agua que pueden contener las macetas más grandes. Mide tu planta antes de comprar un contenedor o, mejor aún, llévala a la tienda de jardinería para ver cómo le queda. 

Muchas macetas decorativas vienen sin orificios de drenaje, lo que permite que el exceso de agua corra a través del abono y salga de la maceta. Cuando faltan, toda esa humedad permanece alrededor de las raíces, donde el moho y los hongos pueden usarla. Usa recipientes con varios orificios de drenaje de 6 milímetros a 1 milímetro aproximadamente. 

Si tu abono es demasiado denso, el agua tendrá problemas para escapar. La mezcla para macetas está especialmente formulada para jardinería en macetas, tiene turba ligera y perlita que ayudan a drenar el agua. Puedes modificar el abono denso con turba simple o trasplantar tu planta a una mejor mezcla para macetas.

Circulación de aire deficiente

Las plantas de interior no siempre tienen una circulación de aire adecuada, especialmente en el invierno cuando las ventanas están cerradas. Las plantas que se mantienen en rincones oscuros o en estantes estrechos son particularmente susceptibles a este problema. El movimiento del aire ayuda a que las plantas se sequen entre riegos.

Abono contaminado

La tierra para macetas en sí misma puede causar problemas de moho. Si bien el abono debe tener algunos microorganismos, es posible que se contamine incluso antes de que aterrice en una maceta.

Arroja cualquier compost mal almacenado y siempre mantén la tierra sobrante en un lugar seco con los agujeros debidamente sellados. Siempre inspecciona tu bolsa antes de plantar una planta, ya que incluso una tierra bien almacenada puede absorber la humedad cuando se perfora.

Descomposición de hojas en la superficie

El moho y otras infecciones por hongos se alimentan de la materia vegetal en descomposición, por lo que la acumulación de hojas muertas fomentará el moho en el abono. Retira las piezas muertas de la planta antes de que se amontonen en tu base. Las hojas caídas se pueden usar como mantillo al aire libre para reducir los desechos del jardín.

¿El abono mohoso dañará mi planta?

El abono puede dañar o no tu planta, depende del tipo con el que estés tratando.

El moho blanco es relativamente inofensivo para la salud general de la planta, aunque el micelio fúngico puede ser un problema real. El moho blanco y difuso en tu abono puede no dañar tu planta de interior, las condiciones que permitieron tal crecimiento de moho sí lo harán. 

El moho en el hogar también puede ser tóxico para los humanos, o al menos irritar a las personas con asma o alergias, por lo tanto, querrás deshacerte de él de inmediato. 

¿Cómo me deshago del moho en el abono de mi planta?

Algunos jardineros confían en la canela como un antifúngico natural. Simplemente limpia el molde y espolvorea la mancha con un poco de canela. Si la canela no funciona, puedes probar con un spray fungicida para plantas de interior o una mezcla casera de bicarbonato de sodio y agua. Prueba cualquier solución en una pequeña parte de tu planta para asegurarte de que no sea demasiado fuerte. Una vez que hayas eliminado y tratado el moho, es importante abordar en primer lugar lo que permitió el crecimiento de moho. Encuentra la causa raíz, luego ajusta el cuidado de tu planta en consecuencia.

¿Cómo puedo evitar que crezca un nuevo moho?

Obtener la combinación correcta de sol, aire, abono y agua mantendrá el equilibrio natural de tu abono bajo control. Comienza regando solo cuando sea necesario e introduce un dedo unos centímetros en la tierra para verificar su nivel de humedad. 

Coloca tu planta de interior donde reciba suficiente luz solar y circulación de aire. Si una ventana abierta está fuera de discusión, considera usar un ventilador para imitar una brisa natural.  @mundiario

 

 

 

¿Por qué hay moho en el abono de mi planta?
Comentarios