Guía de alimentación saludable para después de los 55 años

Pareja de la tercera edad / Shutterstock
Pareja de la tercera edad / Shutterstock

Aunque la buena alimentación se debe seguir a cualquier edad, luego de los 55 años se convierte en un tema crucial.

 

Guía de alimentación saludable para después de los 55 años

Existen alimentos que ayudan a paliar los malestares de la tercera edad. Después de los 50 años es posible experimentar insomnio, sofocos o irritabilidad, entre otros; sin embargo, la alimentación puede mejorar no solo la calidad de vida, sino también estos cuadros poco deseados.


También te puede interesar:

Estas son las formas más eficientes de eliminar los gases intestinales


Un ejemplo de ello es la influencia que ejerce en el organismo las semillas de lino, las cuales son una fuente de lignanos que contribuyen a mantener la actividad estrógenica y mejorar muchos de los síntomas que causan los cambios hormonales.

Opciones para una dieta después de los 55 años

Algunas de las opciones para una dieta después de los 55 años son las siguientes:

  • Higos: estos ayudan a mejorar el tránsito intestinal gracias a la cantidad de fibra que contienen. Se recomienda consumir entre veinte y treinta gramos de fibra al día, y una buena forma de hacerlo es por medio de las frutas y verduras. El higo es una de las frutas que contiene mayor cantidad de fibra. Además, es una excelente fuente de hierro, el cual ayuda a controlar la presión arterial y fortalecer los huesos.
  • Mantener una buena hidratación: la piel apagada y seca es uno de los signos más evidentes de que el cuerpo necesita hidratación. Se debe tener presente que, con la edad, el agua de las células va decreciendo, por lo que, aunque no se sienta sed, siempre es recomendable ir por un vaso de agua.
  • La granada: es una excelente opción para proteger el corazón, gracias a que contiene propiedades de hipotensión, por lo que es aconsejable su zumo en personas que sufren de presión arterial alta.
  • Arándanos: estos ayudan a evitar infecciones en el tracto urinario, además de ayudar en los problemas de la uretra y la próstata. Contiene, además, muchos flavonoides, los cuales son indispensables para fortalecer la memoria.

Además de estas recomendaciones, también se sugiere que después de los 55 años las personas cuiden el consumo de proteínas, ya que esto les ayudará a mantener los músculos jóvenes. @isbeliafarias90210 en @mundiario

Guía de alimentación saludable para después de los 55 años
Comentarios