Buscar

MUNDIARIO

7 errores de ejercicio que te hacen ver más viejo

Actualiza tu régimen de ejercicio para hacer retroceder el reloj.

7 errores de ejercicio que te hacen ver más viejo
Ejercicio para aliviar el estrés. / Mejorconsalud.com
Ejercicio para aliviar el estrés. / Mejorconsalud.com

Sara Rada

Periodista.

Vamos a ello: 

1. Siempre estas en el gimnasio

Si bien es admirable mantener un ambicioso programa de entrenamiento, los días de descanso son necesarios, especialmente a medida que los músculos envejecen. El ejercicio intenso y prolongado y la falta de sueño liberarán y aumentarán los niveles de cortisol en la sangre, lo que tendrá un efecto contrario a la insulina y aumentará el azúcar en la sangre. Estos azúcares pasan por un proceso y terminan como un producto conocido como productos finales de glicación avanzada (AGE). Los AGE luego se unen entre las fibras de colágeno causando una reducción de la elasticidad, manchas y arrugas prematuras. 

Para reducir este tipo de inflamación, incluye al menos un día de descanso por semana. 

2. Mantienes una mala postura

Ya sea que estés haciendo ejercicio, paseando o sentado frente a tu escritorio en el trabajo, una buena postura es imprescindible. La mala postura, por otro lado, puede remodelar tu columna vertebral y darte una espalda perpetuamente encorvada. Para incorporar la alineación que desafía la edad en tu régimen de ejercicio, practica con un entrenador que pueda mantener tu postura bajo control. Si el problema es la conciencia postural, inscríbete en una clase de yoga, pilates o ballet para aprender los principios de alineación. 

3. Dejas de lado los movimientos de poder

¿Alguna vez notaste que mientras más envejeces, más lento se vuelven tus tiempos de reacción? Mantente alerta incorporando movimientos de poder en tu rutina de ejercicios. Levantar pesas pesadas (en lugar de levantar pesas más livianas para más repeticiones), realizar saltos explosivos y correr sprints con la velocidad en mente creará fibras musculares de contracción rápida y mantendrá tus tiempos de reacción rápidos. 

4. Confías exclusivamente en el cardio

Si bien el cardio es un gran hábito, el entrenamiento de fuerza es lo que tonificará tus músculos y te ayudará a quemar calorías incluso cuando no estés haciendo ejercicio. Es especialmente importante para los adultos: una encuesta de Abbott-AARP encontró que muchos estadounidenses de 50 años o más carecen de la fuerza adecuada. “Si bien muchos de los adultos en nuestra encuesta informaron hacer ejercicio, el cardio era realmente preferido. Solo alrededor de una cuarta parte de esas personas en realidad están levantando pesas. La evidencia realmente ha demostrado que hacer esos ejercicios puede ayudarte a mantener tu músculo. Mantener tu músculo, a su vez, te mantendrá luciendo joven. 

5. Descuidas tu piso pélvico

Puede que el piso pélvico no sea lo primero en lo que piensas cuando consideras hacer ejercicio, pero de todos modos es importante. Si descuidas los músculos del piso pélvico, puedes terminar con el vientre redondo y suave que desarrollan muchas mujeres después de la mediana edad, así como la incontinencia urinaria. Mantén las cosas apretadas con tres ejercicios Kegel de 10,  tres veces al día, cada día.

6. Te saltas el entrenamiento de intervalos de alta intensidad

Aunque es probable que hayas oído hablar del entrenamiento de intervalos de alta intensidad (HIIT), podría haber parecido una moda pasajera. Resulta que es increíblemente útil para combatir los signos del envejecimiento. Un estudio, publicado en la revista Cell Metabolism encontró que las personas mayores que participan en HIIT vieron un aumento del 69 por ciento en la capacidad mitocondrial, lo que ayuda al cuerpo a crear energía, así como mejoras en la sensibilidad a la insulina, que puede ayudar a reducir el riesgo de diabetes. Para replicar la rutina de los participantes, intenta tres días de ciclismo HIIT (ráfagas de alta intensidad fusionadas con intervalos de ritmo más lento) y dos días de caminata en la cinta cada semana. 

7. Nunca te desestresas

Mantén un brillo juvenil con actividades zen como el yoga o las artes marciales. Luego, comienza algunos de estos hábitos cotidianos que pueden hacer que se vea más joven.   @mundiario