Buscar

MUNDIARIO

10 cosas importantes que tu cerebro está tratando de decirte

Si alguna vez te has sentido espaciado, distraído o incapaz de concentrarte sin una razón clara, seguramente tenga que ver con una niebla mental. Aquí hay algunas causas comunes.

10 cosas importantes que tu cerebro está tratando de decirte
Dolor de cabeza. / RR SS
Dolor de cabeza. / RR SS

Firma

Sara Rada

Sara Rada

La autora, SARA RADA, es colaboradora de MUNDIARIO. Comunicadora social venezolana, ejerce como redactora creativa y productora audiovisual en distintos medios digitales internacionales. @mundiario

Vamos a ello: 

1. No ignores el pensamiento confuso

Si alguna vez te sentiste espaciado, distraído, cognitivamente "apagado" o incapaz de concentrarte durante un período prolongado de tiempo, probablemente hayas experimentado el tipo de fatiga mental conocida como niebla cerebral. Los profesionales médicos advierten que la niebla cerebral podría indicar un problema de salud subyacente más grave, por lo que, en lugar de simplemente tolerar tu pensamiento confuso, consulta a un médico para descartar o abordar estas causas comunes.

2. Podrías tener depresión

La depresión clínica es un desencadenante familiar de la disfunción cognitiva asociada con la niebla cerebral. La depresión puede comprometer tu claridad mental, tiempo de reacción y estado de ánimo. Según la Organización Mundial de la Salud, 300 millones de personas en todo el mundo viven con depresión clínica.

Si tienes el presentimiento de que podrías ser uno de ellos, haz una cita con tu médico general para hacerte la prueba. Tu médico de cabecera realizará análisis de sangre y otras pruebas de laboratorio y te derivará a un especialista, incluido un psiquiatra, si es necesario. 

3. Tu sueño podría estar sufriendo

Los adultos requieren entre siete y nueve horas de cerrar los ojos, por lo que si no estás recibiendo suficiente, o si tienes un trastorno del sueño disruptivo, como insomnio o apnea del sueño, entonces la privación del sueño podría ser el culpable de la confusión mental. 

Durante la noche, tu cerebro se restaura a sí mismo, y los científicos han descubierto que no dormir lo suficiente impide, literalmente, la capacidad de tu cerebro para activar las neuronas de la manera en que se supone que debe hacerlo. Puede dejarte disperso y malhumorado y limitar tu capacidad de atención. 

4. Tus niveles hormonales pueden estar cambiando

Un desencadenante común de la niebla cerebral en mujeres de todas las edades es el delicado y siempre cambiante equilibrio hormonal del cuerpo. La condición puede ser más pronunciada durante la menopausia y la perimenopausia, los años previos al cambio. El funcionamiento cognitivo adecuado es la norma, independientemente de la edad. 

La niebla cerebral durante este período podría indicar fluctuaciones en el estrógeno y otras hormonas, dejándolo con la cabeza turbia y problemas para concentrarse, pero el embarazo, el síndrome premenstrual y la menstruación, especialmente cuando se acompañan de calambres severos o endometriosis, también pueden contribuir a la confusión mental en las mujeres en edad reproductiva. Si todo esto te resulta dolorosamente familiar, es inteligente hacer una cita con un endocrinólogo, que puede realizar análisis de sangre para diagnosticar un desequilibrio y determinar un plan de tratamiento para restaurar tu salud hormonal.

5. Podrían ser malos hábitos alimenticios

Tu confusión, indecisión y ansiedad podrían estar enraizadas en un aspecto muy fundamental de tu salud general: tu dieta. Por ejemplo, consumir demasiada azúcar, cafeína y alcohol durante un período prolongado puede aumentar el riesgo de neblina cerebral. La cafeína puede provocar un aumento en el estado de alerta, pero cuando desaparece, la irritabilidad, la fatiga y la falta de concentración pueden aparecer, causando un choque al medio día, una señal de que estás bebiendo demasiada cafeína. 

Lo mismo ocurre con el exceso de azúcar. Los estudios indican que las personas que alguna vez fueron grandes bebedoras y que frenaron o detuvieron su consumo de alcohol a largo plazo sintieron que se despejaba su niebla cerebral. La sensibilidad al gluten y a los lácteos también puede nublar tu pensamiento.

6. ¿Estás haciendo suficiente ejercicio?

Si visitas a un médico que se queja de niebla cerebral, y no tienes afecciones médicas subyacentes, un médico probablemente evaluará tu estado físico, incluida tu fuerza, capacidad aeróbica, flexibilidad y función neuromotora. Si alguien es sedentario, entonces se debe iniciar una rutina de ejercicio integral en el nivel inicial adecuado y ajustarla con el tiempo a medida que el cuerpo se adapta y responde al entrenamiento. 

7. Considera realizarte una prueba para detectar una deficiencia de vitaminas

Una deficiencia o insuficiencia de vitamina B12 está relacionada con problemas de memoria y disfunción del sistema nervioso central, particularmente en personas mayores, pero esa no es la única deficiencia de vitaminas a tener en cuenta. Si tu cuerpo carece de ácido fólico, tiamina, niacina y vitamina B6, también podrías experimentar niebla cerebral. 

El cerebro también usa vitamina C para combatir la inflamación, un notorio culpable de niebla cognitiva. Los análisis de sangre pueden determinar si existe o no motivo de preocupación. Algunos médicos recomiendan tomar suplementos para satisfacer tus necesidades de ingesta de vitaminas, pero la mayoría está de acuerdo en que puede obtener todas las vitaminas y nutrientes que necesitas de la nutrición. 

8. La fibromialgia podría ser la culpable

La condición crónica llamada fibromialgia está marcada por dolor muscular crónico, articulaciones sensibles, fatiga y trastornos del sueño. La niebla cerebral es tan común en las personas que viven con el síndrome que a menudo se la denomina "niebla fibro". Los síntomas incluyen pérdida de memoria a corto plazo, pensamiento confuso, distracción y dificultad para mantener conversaciones, según la Arthritis Foundation. 

Un médico te preguntará sobre el historial médico de tu familia y te realizará pruebas de diagnóstico para determinar si tu niebla cerebral podría estar enraizada en la fibromialgia. No existe cura para la afección, pero los medicamentos combinados con cambios en el estilo de vida pueden hacerla más manejable.

9. Hazte la prueba de hipotiroidismo

La tiroides es una glándula en forma de mariposa ubicada en tu cuello y es responsable de casi todas las funciones de tu cuerpo, incluidas la producción y regulación de hormonas, la función del corazón y la digestión y el control muscular. También puede afectar tu estado de ánimo y contribuye al desarrollo del cerebro, según la Sociedad de Endocrinología de EE UU.

Si tu niebla cerebral está relacionada con la tiroides, podría convertirse en un diagnóstico de hipotiroidismo, lo que significa que la glándula no puede producir suficientes hormonas tiroideas. Un médico realizará análisis de sangre para determinar si padeces esta afección bastante común. Si es así, es posible que te receten medicamentos y te alienten a modificar tu dieta. 

10. Podría provenir de estrés crónico

Se sabe que aliviar el estrés en la vida alivia la niebla cerebral cuando se eliminan todos los demás factores. La falta de control del estrés puede afectar negativamente el eje hipotálamo-hipófisis-suprarrenal, que desregula el cortisol y otras hormonas que también podrían aumentar la aparición de niebla cerebral. 

Por supuesto, reducir el estrés es más fácil decirlo que hacerlo, pero hay formas efectivas de controlar el estrés con el que lidias a diario. Hacer cambios en muchos de los factores ya discutidos, incluidos tus hábitos de ejercicio, alimentación y sueño, puede tener un impacto increíble. La medicina occidental también ha adoptado la meditación en los últimos años por su capacidad reportada para aliviar el estrés mental. Si el estrés se siente fuera de tu control, una visita a un profesional de la salud mental puede brindarte consejos efectivos para llevar una vida feliz, saludable y sin niebla.   @mundiario