Así es el nuevo proyecto de la ONU sobre los coches automatizados

Imagen referencial de un coche con un GPS. / Pixabay
Imagen referencial de un coche con un GPS. / Pixabay

Una velocidad permitida de hasta 130 km/h, cambios en los carriles y un sistema de almacenamiento como especie de “caja negra” son parte de las nuevas medidas aprobadas por el organismo.

Así es el nuevo proyecto de la ONU sobre los coches automatizados

La velocidad máxima permitida del sistema de conducción para turismos y vehículos ligeros será hasta 130 km/h como parte de la medida aprobada por el Grupo de Trabajo sobre Vehículos Autónomos y Conectados.

El nuevo proyecto de la Comisión económica para Europa de la ONU busca consentir los cambios de carril automatizados y una velocidad mayor, sin embargo, debe esperar la aprobación del Foro Mundial para la Armonización de la Reglamentación sobre Vehículos que se celebrará del 21 al 24 de junio, cuya reglamentación entrará en vigor –en caso de aprobarse– en enero de 2023.

Asimismo, la aplicación del sistema se efectuará con determinadas condiciones, como por ejemplo, que en las carreteras no circulen peatones o ciclistas y que, por su diseño, estén equipadas con una separación física que divide el tráfico en direcciones opuestas. Además, el conductor contará con la disposición de desactivar los sistemas o incluso, el mismo sistema puede pedirle al chofer que recupere el control del vehículo en cualquier momento.

De acuerdo con la Comisión Económica para Europa sobre vehículos autónomos, esta medida está asociada con la seguridad como elemento primordial de la labor reguladora de la ONU en el ámbito estratégico para el futuro de la movilidad.

Pruebas y requerimientos

El reglamento establece una serie de requisitos que deben cumplir los fabricantes de automóviles para que los vehículos puedan ser vendidos en los países sujetos a la normativa, dentro de las que destacan; la homologación, los criterios técnicos, la auditoría, la presentación de informes y por último, pruebas en circuitos experimentales y reales.

De igual forma, el software no está exento de requisitos. De hecho, la ciberseguridad y actualización de este forma parte los reglamentos de la ONU. En materia de normas de tráfico, el sistema de conducción está obligado a cumplirlas.

Además posee una especie de “caja negra” como la de los aviones, que registra, entre otras cosas, la activación del sistema de conducción y también los cambios de carril hechos por el sistema. @mundiario

Así es el nuevo proyecto de la ONU sobre los coches automatizados
Comentarios