EE UU respalda a Latinoamérica para obtener un asiento permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU

El Consejo de Seguridad de la ONU se reúne para tratar la situación en Oriente Medio, incluida la cuestión palestina. / ONU.
El Consejo de Seguridad de la ONU se reúne para tratar la situación en Oriente Medio, incluida la cuestión palestina. / ONU.
Los representantes de Estados Unidos abogan por mejorar la inversión en los países de las américas, quienes surgen como socios estratégicos para contrarrestar a China.
EE UU respalda a Latinoamérica para obtener un asiento permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU

En una conferencia celebrada en Washington, la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield, ha abogado por la inclusión de Latinoamérica y el Caribe en el Consejo de Seguridad de la ONU con un puesto permanente. Este llamamiento se produce en un contexto donde se destaca la importancia estratégica de la región y la necesidad de fortalecer las alianzas público-privadas para impulsar su desarrollo.

Thomas-Greenfield resaltó la relevancia económica y política de América Latina, subrayando que Estados Unidos es su principal socio comercial, con un intercambio anual de 1,5 billones de dólares. Además, hizo hincapié en la necesidad de reformar el Consejo de Seguridad para permitir esta representación permanente, un cambio que Estados Unidos, como miembro permanente del Consejo, estaría dispuesto a apoyar.

La conferencia, que tuvo lugar en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington, contó con la participación de líderes civiles y gubernamentales de Estados Unidos, América Latina y el Caribe. Durante el evento, se discutieron temas como la defensa de la democracia y la seguridad en la región, así como la preocupación por la situación social y política en países como Haití.

La defensa de la democracia y la seguridad fueron identificadas como requisitos clave para atraer una mayor inversión de empresas estadounidenses en América Latina y el Caribe, en un momento en que la región se posiciona como un socio estratégico frente a China.

“Esta es una región que requiere mucha inversión privada. Estamos aquí para apoyarla”, indicó por su parte Brian Nichols, el secretario adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, en la apertura.

El ejemplo de Costa Rica y la alianza con Estados Unidos para fabricar semiconductores fue recurrente para mostrar las oportunidades de inversión en otros países. Michelle Giuda, CEO del Instituto Krach de Purdue, recalcó que hay un gran potencial para invertir en América Latina y el Caribe y que “lo importante es confiar en la tecnología”, en referencia al tratamiento que se puede hacer de los datos. “Es difícil invertir cuando la infraestructura está fabricada en China”, señaló.

En este sentido, se resaltó el potencial de inversión en la región y la necesidad de confiar en la tecnología del continente americano, destacando la importancia de construir relaciones sólidas con socios del mismo hemisferio. La conferencia sirvió como plataforma para explorar oportunidades de colaboración y promover el desarrollo económico y político de América Latina y el Caribe en asociación con Estados Unidos. @mundiario

Comentarios