Javier Milei sorprende al dar por terminada su guerra mediática contra el Papa Francisco

Papa Francisco y Javier Milei, presidente de Argentina. / RR SS.
Papa Francisco y Javier Milei, presidente de Argentina. / RR SS.
Este domingo, tras la canonización de Mama Antula, la primera santa argentina, ambos líderes compartieron un emotivo abrazo que marca el inicio de un nuevo capítulo en sus relaciones.
Javier Milei sorprende al dar por terminada su guerra mediática contra el Papa Francisco

El Vaticano fue testigo de un momento histórico este domingo cuando el presidente argentino, Javier Milei, y el Papa Francisco enterraron simbólicamente sus diferencias tras años de desencuentros y descalificaciones. El gesto de reconciliación tuvo lugar después de la canonización de Mama Antula, un evento significativo para la Iglesia católica argentina.

Aunque se esperaba que la reunión oficial entre Milei y el Papa tuviera lugar el lunes, la imagen del abrazo sorprendió a muchos, indicando un cambio positivo en la relación entre ambos líderes. Al finalizar la eucaristía en la basílica de San Pedro, el Papa, a pesar de sus problemas de rodilla, se acercó en silla de ruedas al lugar donde Milei seguía la misa. En un gesto espontáneo, el presidente argentino se levantó y estrechó la mano del Pontífice, compartiendo incluso un abrazo.

Este encuentro marcó la primera vez que ambos líderes se cruzaron públicamente, generando gran expectación dada la historia de descalificaciones por parte de Milei hacia el Papa. En el pasado, el mandatario llegó a llamar al Pontífice "representante del maligno en la Tierra" y le atribuyó duras críticas.

El tono hostil y los insultos cesaron en diciembre pasado, cuando Milei llegó a la Casa Rosada. En una entrevista reciente, expresó su deseo de tener un diálogo fructífero con el Papa, ahora reconociéndolo como "el argentino más importante de la historia".

Francisco, conocido por su cautela en asuntos relacionados con Argentina, nunca respondió a los ataques públicos y minimizó la importancia de las palabras de Milei. Incluso felicitó al presidente argentino por su victoria en noviembre. Además del abrazo, estaba programado un encuentro protocolario antes de la misa en la sacristía de la basílica de San Pedro, del cual no se ha revelado información.

El momento más significativo está previsto para este lunes, cuando Milei será recibido en audiencia a puerta cerrada en el Palacio Apostólico por el Papa Francisco. Entre los temas a discutir, se encuentra la posibilidad de un viaje del Papa a Argentina, que no ha visitado desde su elección en 2013.

En la canonización de Mama Antula, Francisco reflexionó sobre la importancia de superar las barreras y cuidar a aquellos que sufren. Hizo un llamado a no reducir el mundo a los confines de la comodidad y advirtió sobre la "lepra del alma", una enfermedad que vuelve insensibles al amor y la compasión.

Este gesto de reconciliación entre Milei y el Papa Francisco no solo marca un cambio en sus relaciones personales, sino que también podría tener implicaciones más amplias en el ámbito político y religioso en Argentina. La audiencia del lunes se presenta como un paso clave hacia la normalización de la comunicación y la colaboración entre ambos líderes en beneficio de la sociedad argentina. @mundiario

Comentarios