El Gobierno de Milei escala y denuncia a las organizaciones sociales

Nicolás Posse, Jefe de Gabinete de Ministros de Argentina. /RR.SS.
Nicolás Posse, Jefe de Gabinete de Ministros de Argentina. /RR.SS.
La Casa Rosada los acusa de operar como un "sistema de esclavitud moderno" al restringir las ayudas y beneficios con motivos políticos.
El Gobierno de Milei escala y denuncia a las organizaciones sociales

El Gobierno encabezado por el ultraliberal Javier Milei ha intensificado su ataque contra las organizaciones sociales en Argentina, acusándolas de operar como un "sistema de esclavitud moderno". Nicolás Posse, jefe del Gabinete de ministros, lanzó esta acusación, afirmando que estas entidades son "tremendamente autoritarias" y están involucradas en diversas irregularidades relacionadas con programas de ayuda social financiados por el Estado.

Estas acusaciones se dan en medio de una causa judicial, iniciada a raíz de una denuncia del propio Gobierno, contra varios líderes de organizaciones sociales por presuntas coacciones hacia trabajadores. Mientras tanto, las organizaciones, conocidas como "piqueteras", alegan que estas denuncias son un intento de deslegitimarlas y buscan respuestas de los tribunales para restaurar la provisión de alimentos a los comedores populares que fueron suspendidos por la Administración de Milei desde finales del año pasado.

La Justicia investiga supuestas extorsiones de dirigentes a beneficiarios de programas sociales para obligarlos a participar en marchas y protestas, así como en la venta de alimentos destinados a los comedores. Según las acusaciones, quienes se negaban a colaborar eran amenazados con la pérdida de sus beneficios sociales.

Hasta el gobierno anterior, encabezado por el peronista Alberto Fernández, las organizaciones sociales participaban en la gestión de programas de ayuda estatal, pero esta estructura fue desmantelada por Milei en diciembre.

La denuncia, presentada por el Ministerio de Seguridad, se basa en información obtenida a través de la línea telefónica 134, destinada a recoger denuncias contra referentes sociales y sindicales. En el marco de la investigación, se realizaron allanamientos en comedores populares y domicilios de los denunciados.

Posse describió el sistema encontrado por la Justicia como "piramidal y tremendamente autoritario", destacando que se basaba en castigos y amenazas. Esta postura del Gobierno ha sido objeto de críticas por parte de las organizaciones sociales, que han desestimado las acusaciones y han cuestionado la legitimidad de los allanamientos.

El enfrentamiento entre el Gobierno y las organizaciones sociales ha sido constante desde la asunción de Milei, especialmente en lo que respecta al recorte de fondos destinados a los comedores populares. Mientras tanto, las organizaciones aseguran que la situación alimentaria se agrava día a día, con un aumento en la demanda y una disminución en la cantidad de alimentos disponibles. @mundiario

Comentarios