EE UU ataca tres instalaciones en Irak vinculadas a una milicia respaldada por Irán

Lloyd Austin, secretario de Defensa de EE UU. / RR SS.
Lloyd Austin, secretario de Defensa de EE UU. / RR SS.
Los bombadeos llegan en respuesta a los últimos ataques de la milicia iraquí Kataeb Hezbolá contra una base aérea, que dejaron a varios soldados estadounidenses heridos.
EE UU ataca tres instalaciones en Irak vinculadas a una milicia respaldada por Irán

En respuesta a recientes ataques perpetrados por la milicia iraquí respaldada por Irán, Kataeb Hezbolá, contra una base aérea que dejó a varios soldados estadounidenses heridos, Estados Unidos ha llevado a cabo ataques este martes contra tres instalaciones vinculadas a dicha milicia en Irak. La decisión de la acción militar se fundamenta en la escalada de agresiones contra personal militar estadounidense desplegado en el país.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, ha afirmado en un comunicado que los ataques eran "necesarios y proporcionados", y representan una respuesta directa a una serie de ataques escalonados llevados a cabo por milicias respaldadas por Irán contra el personal estadounidense en la región.

“Las fuerzas militares estadounidenses han llevado a cabo ataques necesarios y proporcionados contra tres instalaciones utilizadas por la milicia iraquí Kataeb Hezbolá, respaldada por Irán”, ha explicado. “Estos ataques de precisión son una respuesta directa a una serie de ataques de escalada contra el personal estadounidense por parte de milicias patrocinadas por Irán”.

El Comando Central de Estados Unidos, responsable de las operaciones en Oriente Próximo, ha detallado que los objetivos de los ataques eran el cuartel general, almacenamiento y lugares de entrenamiento de la milicia Kataeb Hezbolá.

"Estoy agradecido tanto por la habilidad y el profesionalismo con el que nuestro personal planificó y ejecutó estos ataques como por los continuos esfuerzos de nuestros soldados en el terreno mientras trabajan con socios regionales para desmantelar y degradar aún más a ISIS", ha precisado Austin en el comunicado.

Las tensiones entre Estados Unidos e Irán han aumentado en los últimos días, con una serie de incidentes que involucran a milicias proiraníes en Irak. Desde el inicio del conflicto entre Israel y Gaza en octubre, las tropas estadounidenses en Irak y Siria han sido atacadas aproximadamente 150 veces por grupos militantes alineados con Irán.

“El presidente y yo no dudaremos en tomar las medidas necesarias para defenderlos a ellos y a nuestros intereses. No buscamos escalar el conflicto en la región. Estamos totalmente preparados para tomar más medidas para proteger a nuestra gente y nuestras instalaciones. Hacemos un llamado a estos grupos y a sus patrocinadores iraníes para que cesen inmediatamente estos ataques”, ha defendido Austin.

Comentarios