Por trece razones: una serie necesaria sobre el suicidio adolescente

343242343
Katherine Langford, actriz, en el póster oficila de la serie. / Netflix.

La nueva serie producida por la compañía del streaming y Selena Gomez es ideal para que los jóvenes y los padres se adentren a la psique de una chica con problemas que afectan a gran parte de la población adolescente.

Por trece razones: una serie necesaria sobre el suicidio adolescente

La serie es una adaptación del libro de Jay Asher, ’13 reasons why’ o ‘Por trece razones’. Cuenta la historia de Hannah, una chica como cualquiera que un día se quita la vida sin razón aparente; pero el trama empieza a rodar en cuento uno de los compañeros de Hannah, encuentra una caja con unos casetes dejados por la joven. En ellos la chica pide ser escuchada por 13 de sus compañeros para que comprendan las razones detrás de su suicidio.

Gomez no actúa en la serie, solo es productora. Pero el proyecto resulta enternecedor por mostrar realidades de las vidas adolescentes. No se trata de hablar sobre el bullying, ni del suicidio o las amistades; se trata de mostrar como son y las razones que tiene una joven para decidir morir antes de seguir en un mundo en el que se siente sola.

La producción se encuentra protagonizada por dos actores no tan reconocidos, Dylan Minnette y Katherine Langford. Los temas que trata son incómodos y crudos, pero muy reales; dejando el hecho de que los jóvenes prefieren no confiar en sus padres y los padres no se preocupan por lo que sucede con sus hijos.

Entre los temas tratados se encuentra el bullying, que ha ganado importancia gracias a las numerosas estrellas que han denunciado haber sufrido del acoso de sus compañeros. El bullying se encuentra siendo combatido en las escuelas de muchos países, pero es complicado que los maestros estén al tanto de lo que hacen las grande poblaciones estudiantiles. A pesar de existir casos de suicidio, maltrato e incluso el odio, el acoso sigue ganando terreno y está afectando la vida de todos los niños y jóvenes.

Las violaciones también son un tema de la serie. Y no lo abordan superficialmente, lo hacen de lleno y demostrando que no se hace lo suficiente para castigar a los perpetradores y que las víctimas muchas veces se niegan a denunciarlo. Un ejemplo de ello es el estudio realizado por la Asociación Americana de Universidades, que demostró que en 27 campus universitarios estadounidenses se habían visto casos de agresiones sexuales.

La sexualización femenina es otro factor que incorpora la serie. Hannah es una chica hermosa, que no se ve así. Pero el resto si la ve, el problema está en que muchos se forjan una idea equivocada sobre la chica. Por su rostro, personalidad y en especial, por su cuerpo. Tener un tipo de cuerpo muchas veces termina definiendo el cómo serás tratada por la sociedad, y eso terminó jugando en contra de la adolescente.

La incomunicación y no pensar antes de actuar, son otros de los temas que recoge la serie. A veces, las personas no escuchan a quien tienen al lado y dejan de prestar atención, ocasionando una reacción en cadena que deja a la persona sola y a merced de sus propios demonios. Las consecuencias de nuestros actos son bien medidos en la serie, toda acción tiene una reacción y un efecto que puede repercutir de manera desproporcionada en vida de otros.

Finalmente el suicidio, es tema central que reúne a un grupo de desconocidos que logran comprender las consecuencias de sus actos. Es la última opción que tomó una chica con miedo de seguir en un mundo sola e incomprendida, juzgada y separada del resto por el famoso efecto de la bola de nieve. Los rumores son veneno.

Por trece razones: una serie necesaria sobre el suicidio adolescente
Comentarios