Robinho no jugará un partido de Europa League por un problema con la justicia italiana

robinho
Robinho durante un entrenamiento del Estambul Basaksehir. / Twitter

El brasileño no fue convocado por el técnico de su actual club, el Estambul Basaksehir, para evitar incidentes por asunto que tiene pendiente por una supuesta agresión sexual.

Robinho no jugará un partido de Europa League por un problema con la justicia italiana

El futbolista brasileño del Estambul Basaksehir, Robinho no jugará el primer partido de su equipo en Europa League, a pesar de no presentar problemas físicos ni estar sancionado ante la Roma. Todo parece indicar que su técnico Okan Buruk, no lo incluyó en la lista de convocados, para evitar que sea puesto bajo arresto por un asunto que tiene pendiente con la justicia italiana.

En el año 2013, el exinternacional amazónico supuestamente asaltó sexualmente conjuntamente con otros cinco hombres, a una mujer de nacionalidad albanesa en un local nocturno de Milán conocido como Sio Café.

La dama de 22 años lo denunció y cuando el caso fue a juicio la fiscalía pidió la detención del jugador, aunque la juez rechazó la petición y le permitió seguir el libertad, pero luego el deportista recibió una condena de nueve años de prisión por violación grupal según informa La Stampa, que además indicó que el sudamericano apeló la decisión en una de las varias instancias que permite la justicia transalpina, pero el fallo aún no se ha producido. 

Cuando ha sido preguntado por este incidente, Robinho siempre ha dicho que es inocente y que no tuvo absolutamente nada que ver con esta situación, que ocurrió hace casi siete años.

Posteriormente en el 2015 el delantero fue traspasado al fútbol chino y luego vistió los colores del Atlético Mineiro de su país. En 2018 cuando ya conocía la pena de prisión, siguió su carrera profesional en las filas del Sivasspor. Durante este mismo 2019, en el mercado invernal del mes de enero fue que se unió a su actual equipo. @mundiario

Robinho no jugará un partido de Europa League por un problema con la justicia italiana