Buscar

MUNDIARIO

El príncipe Harry y Meghan Markle se quedan sin nombre para su fundación

Nada les sale bien desde que dejaran a la Familia real y es que su inexperiencia y planes poco elaborados les juega en contra una y otra vez.
El príncipe Harry y Meghan Markle se quedan sin nombre para su fundación
Príncipe Harry y Meghan Markle, duques de Sussex. / Pinterest.
Príncipe Harry y Meghan Markle, duques de Sussex. / Pinterest.

La decisión de Meghan Markle y el príncipe Harry puede ser una de las noticias bombas de este 2020, pese a que no es algo tan grande como la pandemia, si ha repercutido de una u otra manera por el valor que ambos representaban y decidieran dejar su puestos como representantes de la monarquía británica. Precipitados y parece que algo peleados con el príncipe Guillermo y Kate Middleton (futuros Reyes), este par ha seguido protagonizando noticias, muchas de ellas negativas.

Ahora los duques de Sussex, porque siguen conservando sus títulos, más no su estatus royal (el de Su Altezas Reales), reciben un nuevo golpe para su futuro pues parece que no podrán llamar a su fundación benéfica Archewell, tal como planeaban. El pasado abril, cuando se hacía oficial su salida de la corte de Isabel II, ambos lanzaban un comunicado donde abordaban livianamente lo que harían en su futuro y el nombre que querían dar a su fundación, el mismo proviene de la palabra griega ‘Arche’, fuente de acción. Esto incluso les inspiró para bautizar a su hijo con dicho nombre, Archie Mountbatten-Windsor.


Quizá también te interese:

El nuevo revés en los planes de Meghan Markle y el príncipe Harry


Pero este nombre de importancia simbólica está dando más problemas que otra cosa. Ahora se ha conocido que el matrimonio no presentó la documentación necesaria ni pagó las tasas, según The Sun. Tras este revés, ambos lo intentaron con la oficina de patentes de EE UU el pasado 3 de marzo. 

Dicha alegación no habría pasado la prueba el pasado 26 de mayo. Ahora tendrán una última oportunidad de presentar sus alegatos y poder utilizar dicho nombre, sino tendrán que abandonar su iniciativa el próximo mes de agosto.

En cualquier caso siempre podrán optar por otro nombre. La fundación de Meghan Markle y el príncipe Harry funcionaría a favor de los derechos de las minorías (apoyando movimientos como el #MeToo o Black Lives Matter), la salud mental o el medioambiente. Aunque los planes estaban dirigidos para este 2020, han tenido el inesperado revés de la pandemia, por lo que han retrasado el proyecto para el 2021. De ser así, la pareja tendría tiempo para centrarse, encontrar una base de operaciones, una casa, aprender a lidiar con los paparazzi en California y contentar a la opinión pública. @mundiario