Morgan Freeman, acusado de abusos sexuales por varias mujeres

Morgan Freeman, actor. RR SS.
Morgan Freeman, actor. / RR SS.

El veterano y reconocido actor ha sido alcanzado por el movimiento #MeToo. Una de las víctimas asegura que el actor “intentó levantarme la falda y me preguntó si llevaba ropa interior”.

Morgan Freeman, acusado de abusos sexuales por varias mujeres

El huracán de los movimientos #MeToo y Time’s Up siguen estremeciendo a Hollywood y ahora han alcanzado a uno de los actores veteranos más reconocidos del séptimo arte: Morgan Freeman. Durante la grabación de Un golpe con estilo en 2015, donde el actor participó, estuvo presente una joven asistente de producción cuya historia ha sido dada a conocer por Cnn.

La mujer, cuya identidad es anónima, cuenta que durante el rodaje fue víctima de acoso de parte del afamado actor. Entre los abusos de Freeman, la mujer asegura que tuvo que sufrir comentarios sobre su vestimenta o cuerpo; y tocamientos indeseados como tocar y frotar la parte baja de su espalda.

Pero las cosas no quedaron allí, porque la mujer asegura que Freeman intentó “levantarme la falda y preguntándome si llevaba ropa interior. Alan [Arkin] hizo un comentario pidiéndole que parara. Morgan se quedó helado y no supo qué decir”.

Además de esta mujer, hay otras víctimas que Cnn ha constatado. Esta otra mujer fue parte de la producción de Ahora me ves, donde ella y su asistente también tuvieron que sufrir parte de los abusos del actor. “Hizo comentarios sobre nuestros cuerpos... Sabíamos que si él iba a estar cerca no debíamos vestir tops que mostrasen nuestros pechos ni nada que enseñase nuestros traseros, lo que significa no vestir prendas ajustadas”.

Gracias a estos testimonios, Cnn comenzó una investigación especial donde logró constatar, gracias al testimonio de 16 personas, que el actor ha seguido el mismo patrón de acoso contra las mujeres durante años donde e aprovechaba los entornos seguros del set, durante los eventos de promoción y en el de su productora Revelations Entertainment.

Ocho de los entrevistados aseguraron ser testigos de los abusos del actor; mientras que siete hablaron del ambiente que se daba en trabajos con Revelations Entertainment. Algunos de los testigos expresaron que habían visto los tocamientos o bien, escucharon los comentarios impropios del actor.

Decía cosas como 'me gustaría tener una hora con ella' o hacía comentarios vulgares y sexuales sobre las mujeres. Era verbalmente inapropiado, era impactante. Estás más impactado que nada porque era complicado tener el valor para decirle 'eso es inapropiado'. Es duro porque, en cualquier set, él es la persona más poderosa. Es extraño, porque no te esperas esto de Morgan Freeman, alguien a quien respetas”, señaló una de las personas que trabajó junto al actor en su productora.

Al igual que tantas otras acusaciones, estas no habían llegado hasta ahora que las mujeres se sienten más seguras gracias al impulso de los movimientos feministas. Antes, veían al actor como una persona muy poderosa e intocable:

Morgan hizo cosas de cuyas consecuencias una persona mayor y establecida puede librarse porque tiene poder. No pueden ser reemplazados, pero tu puedes ser reemplazada con facilidad, esa es la dinámica que hay en set. Los asistentes de producción pueden ser reemplazados, los grips pueden ser reemplazados, los eléctricos pueden ser reemplazados, pero los actores... una vez están dentro, están dentro. Si hubiese sido otra persona del equipo... me hubiese sentido cómoda denunciándole porque no hubiese sentido que mi trabajo corría peligro, pero si denuncias a alguien como Morgan Freeman, que haría que la película perdiese mucho dinero por su reemplazo, entonces serías despedido porque tan sólo eres un asistente de producción”, señaló una de las fuentes.

Entre las víctimas de Freeman, nos encontramos con la periodista Chloe Melas, coautora del artículo de Cnn. Ella fue víctima directa del actor durante la promoción de Un golpe con estilo, donde el actor hizo comentarios inapropiados sobre su cuerpo (ella estaba embarazada de seis meses), expresando cosas como “ojalá estuviese ahí” o “estás a punto de caramelo”.

Por su parte, el actor ha respondido a las acusaciones a través de un encuesto comunicado publicado en The Hollywood Reporter: “Cualquiera que me conozca o haya trabajado conmigo sabe que no soy alguien que ofendería intencionalmente o haría que alguien se sintiese incómodo de forma consciente. Me disculpo con cualquiera que haya podido sentirse incómodo o que se haya visto faltado al respeto. Nunca fue mi intención”. @mundiario

Morgan Freeman, acusado de abusos sexuales por varias mujeres
Comentarios