Buscar

MUNDIARIO

Meghan Markle y el príncipe Harry renuncian a la realeza

La noticia venía sonando desde hace tiempo en los pasillos de Buckingham y más allá. Ahora, muchos se preguntan qué implicaciones tiene su renuncia y cómo seguirán colaborando con la monarquía.
Meghan Markle y el príncipe Harry renuncian a la realeza
Meghan Markle y el príncipe Harry. / RR SS.
Meghan Markle y el príncipe Harry. / RR SS.

Aunque sorprenderá a muchos, se trata de una noticia que venía sonando desde hace tiempo: Meghan Markle y el príncipe Harry renuncian a la realeza. Era algo que se venía venir desde hace tiempo debido a que los duques se sentían incómodos desde hace tiempo como representantes de la monarquía.

Esto es lo que dice el comunicado de Meghan y Harry:

“Después de muchos meses de reflexión y discusiones internas, hemos elegido hacer una transición este año para comenzar a forjar un nuevo papel progresivo dentro de esta institución. Tenemos la intención de dar un paso atrás como miembros 'senior' de la Familia Real, y trabajar para ser financieramente independientes, sin dejar de apoyar plenamente a Su Majestad la Reina. Es con su aliento, particularmente en los últimos años, que nos sentimos preparados para hacer este ajuste. Ahora planeamos equilibrar nuestro tiempo entre el Reino Unido y América del Norte, continuando honrando nuestro deber hacia la Reina, la Commonwealth y nuestros patrocinios. Este equilibrio geográfico nos permitirá criar a nuestro hijo con una apreciación de la tradición real en la que nació, al tiempo que brinda a nuestra familia el espacio para centrarse en el próximo capítulo, incluido el lanzamiento de nuestra nueva entidad caritativa. Esperamos compartir los detalles completos de este emocionante próximo paso a su debido tiempo, a medida que continuamos colaborando con Su Majestad la Reina, el Príncipe de Gales, el Duque de Cambridge y todas las partes relevantes. Hasta entonces, acepte nuestro más sincero agradecimiento por su continuo apoyo".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

“After many months of reflection and internal discussions, we have chosen to make a transition this year in starting to carve out a progressive new role within this institution. We intend to step back as ‘senior’ members of the Royal Family and work to become financially independent, while continuing to fully support Her Majesty The Queen. It is with your encouragement, particularly over the last few years, that we feel prepared to make this adjustment. We now plan to balance our time between the United Kingdom and North America, continuing to honour our duty to The Queen, the Commonwealth, and our patronages. This geographic balance will enable us to raise our son with an appreciation for the royal tradition into which he was born, while also providing our family with the space to focus on the next chapter, including the launch of our new charitable entity. We look forward to sharing the full details of this exciting next step in due course, as we continue to collaborate with Her Majesty The Queen, The Prince of Wales, The Duke of Cambridge and all relevant parties. Until then, please accept our deepest thanks for your continued support.” - The Duke and Duchess of Sussex For more information, please visit sussexroyal.com (link in bio) Image © PA

Una publicación compartida por The Duke and Duchess of Sussex (@sussexroyal) el

 

En pocas palabras, los duques eligen ser una especie de agentes libres y dejar de vivir de los contribuyentes. En su comunicado dejan saber que seguirán colaborando estrechamente con la monarquía y apoyarán en lo que necesiten a la reina Isabel, el príncipe Carlos y al príncipe Guillermo, es decir, al nucleo duro de la monarquía británica.

La decisión de Meghan y Harry viene movida por su necesidad de ser independientes y mostrar las partes de sus vidas que ellos quieran. Esto molestaba a los británicos, que veían con malos ojos que ellos recibieran dinero de los contribuyentes y en cambio, ocultaran su vida cuando debe estar sujeta a sus títulos, posición y privilegios.

En teoría Meghan y Harry no necesitan del dinero de los contribuyentes para sobrevivir. Meghan ya tenía unos 3 millones de libras en sus bolsillos cuando se casó con el príncipe Harry, y este ya tiene una fortuna valorada en unas 30 millones de libras.

 

Por otro lado, los duques confirman que están trabajando en su propia marca personal que se centrará en la filantropía. Los rumores apuntan a que Markle buscará ayuda de sus poderosos amigos en Hollywood para sacar adelante el proyecto. 

Finalmente, un último punto interesante tiene que ver con que los duques ya no residirán únicamente en Reino Unido, sino que viajarán constantemente a América del Norte, no tanto a EE UU donde reside la mamá de Markle, sino hasta Canadá, donde se cree que buscarán la ansiada privacidad que tanto desean. @mundiario