Buscar

MUNDIARIO

Demi Lovato sufrió tres derrames y un infarto tras su sobredosis

La cantante ha decidido revelar los detalles inéditos sobre la terrible sobredosis por fentanilo que estuvo a punto de terminar con su vida en 2018. 
Demi Lovato sufrió tres derrames y un infarto tras su sobredosis
Demi Lovato, cantante. Instagram @ddlovato. (1)
Demi Lovato, cantante. / Instagram @ddlovato.

Demi Lovato estuvo a punto de morir en 2018… no solo debido a la sobredosis por fentanilo que la dejó hospitalizada luego de una fiesta en su mansión de Los Ángeles, sino por tres derrames cerebrales y un infarto que sufrió posteriormente.

La cantante ha decidido revelar los detalles inéditos sobre esa terrible noche en un documental para YouTube Originals: Dancing with the Devil. En el tráiler de la producción vemos a la intérprete de What Other People Say, familiares y amigos sincerarse sobre el dramático episodio que marcaría su vida para siempre. 

“Durante los últimos dos años, he escuchado muchas historias sobre mi vida y lo que la gente piensa que ha sucedido, y quería dejar las cosas claras”, comienza diciendo la celebridad. “Crucé una línea que nunca había cruzado”, confiesa. "Tuve tres derrames cerebrales. Tuve un ataque al corazón. Mis médicos dijeron que me quedaban de cinco a diez minutos más de vida", recuerda. 

Las secuelas con las que vive Demi Lovato 

La exchica Disney sobrevivió a este oscuro episodio de su vida, pero reconoce continúa lidiando con las secuelas, tanto físicas como emocionales, que le dejó esa noche de excesos. “Me quedé con daño cerebral y todavía estoy lidiando con los efectos. No puedo conducir vehículos porque tengo puntos ciegos en la vista. Durante mucho tiempo no pude leer. Fue muy importante cuando pude leer un libro, que sucedió como dos meses después porque mi visión estaba muy borrosa”, reveló durante una llamada para presentar el documental. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Demi Lovato (@ddlovato)

 

Eso sí: Demi Lovato admite no se avergüenza de sus cicatrices, ya que las mismas le ayudan a recordar lo cerca que estuvo de perder la vida… y lo que podría suceder si regresa a “esa zona oscura otra vez”.

“Estoy agradecida por esos recordatorios, pero doy las gracias por ser alguien que no tuvo que hacer mucho para rehabilitarse. La rehabilitación llegó en el lado emocional”, aclara. “Fue un viaje doloroso, y miro hacia atrás y a veces me pongo triste cuando pienso en el dolor que tuve que soportar para superarlo, pero no me arrepiento de nada”, insiste Demi Lovato. “Todo tenía que suceder para que pudiera aprender las lecciones que aprendí. Estoy muy orgullosa de la persona que soy ahora”. 

Y concluye enviando un mensaje de esperanza directo a sus fanáticos: “He tenido muchas vidas, como mi gato, ¿sabes?. Estoy en mi novena vida”, admite. "Estoy lista para volver a hacer lo que amo, que es hacer música”. @mundiario