Los criterios que deberían regir la climatización interior en el Plan de Ahorro Energético

Termómetro marcando 38º en el centro de Bilbao. /RR SS
Termómetro marcando 38º en el centro de Bilbao. /RR SS
Es necesario modificar las premisas del Plan de Ahorro Energético en climatización, porque no tiene en cuentas las diferentes zonas ni la temperatura y humedad exteriores.
Los criterios que deberían regir la climatización interior en el Plan de Ahorro Energético

El plan de ahorro energético aprobado el lunes 1º de agosto por el Consejo de Ministros y Ministras es una medida necesaria por la actual coyuntura económica y, sobre todo, por la urgente necesidad de acometer un cambio cultural en los usos de la energía por parte de la sociedad occidental, con un marcado carácter opulento.

El plan de ahorro energético, parte de unas premisas que a mi entender son necesarias modificar, ya que establece los nuevos límites en la climatización en espacios de uso no privativo (19º C en invierno y 27º C en verano) sin tener en cuenta las situaciones sobre las diferentes zonas de aplicación y sobre todo de la temperatura y humedad exterior. Además hay que establecer cambios en el aislamiento, construcción, orientación y otros que permitan minimizar el uso de la climatización a base de energía.

Partamos entonces del clima del en España; es de sobra conocida la diferencia entre el norte atlántico y el sur, no sólo puesta de manifiesto en las olas de calor cada vez más frecuentes. Incluso se puede hablar de las diferencias climáticas entre la costa mediterránea y atlántica. Es decir, marcar unos límites absolutos de grados centígrados para todo el territorio (incluso Canarias) no parece lo más adecuado. Convendría volver a repensar la necesidad de conjugar la necesidad de control de emisiones contaminantes y de la economía con la realidad sobre el terreno y los parámetros de comodidad humana. Es necesario empezar a hablar de temperatura exterior y temperatura de climatización. Por ejemplo con una temperatura exterior por encima de los 45º C, no es lo mismo que tener una temperatura exterior de 30º C. 

Por lo tanto debería hablarse de rangos de temperaturas exteriores, por ejemplo de 25º a 29.9º C; de 30º a 34.9º C; de 35º a 39.9º C; de 40ºC a 44.9º C y de 45º a 49.9ºC (esperemos no tener que subir más estos rangos). Además, también se podría establecer una temperatura de climatización atendiendo al porcentaje de humedad relativa, de tal forma que a mayor humedad relativa se pudiese bajar algo más la temperatura de climatización, por ejemplo, con humedad relativa  por encima del 85% poder bajar sobre un 10% el límite de climatización. De esa forma podría establecerse que la climatización fuese:

Temperatura exterior con humedad relativa > 85%       Temperatura de climatización

25º- 29.9º C                                                                 23º C

30º a 34.9º C                                                               23º C

35º a 39.9º C                                                               25º C

40º a 44.9º C                                                               26º C

45º a 49.9ºC                                                                31º C

Con esta tabla intento esquematizar y tener en cuenta los parámetros más importantes para conjugar la climatización y la confortabilidad del ser humano por término medio, porque no se debería olvidar que ciertos grupos de población seguramente deban tener una protección superior, véase, por ejemplo, las personas ancianas o las hospitalizadas. Y no conviene olvidar que al climatizar la humedad relativa debe mantenerse entre el 30-70%.

Con respecto a la climatización en invierno en la norma se establece un tope de esta, marcada a 19º C, que en centros de ocio y de trabajo sedentario se puede soportar con prendas adecuadas. Incluso puede ser que para diferentes actividades laborales o de ocio que requieran esfuerzo físico pueda ser demasiada temperatura.

Finalmente, y tras la pandemia originada por el COVID-19, es necesario tener en cuenta que estas medidas de climatización tienen que ir acompañadas de una renovación adecuada del aire de tal forma que con la renovación no se pierda frío o calor, o en su defecto, de una filtración del [email protected]

Los criterios que deberían regir la climatización interior en el Plan de Ahorro Energético
Comentarios