Los estudiantes gallegos piden una educación democrática y feminista

Los manifestantes de Compostela celebraron una asamblea en Praza das Praterías. / Pilar Grela
Los manifestantes de Compostela celebraron una asamblea en Praza das Praterías. / Pilar Grela

Más de una docena de manifestaciones recorrieron Galicia en la mañana del jueves para pedir alternativas a la Lei Wert, el Plan Bolonia y el Decreto 3+2, así como una enseñanza libre de machismo.

Los estudiantes gallegos piden una educación democrática y feminista

Bajo consignas como "Nin LOMCE, nin pacto entre as élites: Lei Galega de Educación" o "Por un ensino feminista e democrático", en la mañana del jueves tuvo lugar una nueva huelga de educación media y superior, en este caso convocada por Asemblea Aberta de Mulleres, Erguer y Movemento Estudantil Galego (MEG). Más de una docena de manifestaciones recorrieron Galicia para pedir alternativas a la Lei Wert, el Plan Bolonia y el Decreto 3+2, así como una enseñanza libre de machismo.

Miles de jóvenes tomaron las calles de distintas localidades para dar continuidad a la huelga de educación celebrada el pasado 16 de noviembre y, en esta ocasión, tuvieron especial protagonismo las reivindicaciones feministas. Asamblea Aberta de Mulleres reclamaba "mecanismos efectivos" contra la violencia machista, la introducción de una perspectiva de género en todas las materias, y terminar con el techo de cristal que impide la paridad en los órganos de gobierno de la educación. 

 

Desde Erguer, pidieron "un maior número de horas lectivas en galego, unha forma de aprendizaxe máis práctica e pedagóxica no ensino medio, a necesidade de que a Xunta recupere as competencias en materia de educación que lle foron arrebatadas pola Lomce  ou a necesidade dun ensino feminista".

 

Por otra parte, el MEG hizo hincapié en la de necesidad de una financiación mayor para la educación y el establecimiento de un sistema de becas "ligadas á renda das persoas e non ao expediente académico", así como "unha baixada de taxas cara á gratuidade". 

 

La huelga contó con el apoyo de toda la oposición parlamentaria y de los principales sindicatos, y las manifestaciones y concentraciones tuvieron lugar tanto en las siete grandes ciudades como en otras localidades, tales como Boiro, Bueu, Cangas, Marín, Moaña o Ribeira. @galiciamundiari

Los estudiantes gallegos piden una educación democrática y feminista
Comentarios