Ryanair facturó más de 4.800 millones en el año fiscal 2022

ryanair
ryanair
Estas cifras representan al mismo tiempo alivio y crecimiento para la empresa, que un año alcanzó un salgo negativo de 1.085 millones de euros.
Ryanair facturó más de 4.800 millones en el año fiscal 2022

Ryanair dio un paso al frente en la búsqueda de su recuperación económica. La empresa de vuelos low cost registró 4.800 millones de euros por concepto de facturación, en el período fiscal 2022 según informó El País. 

La cifra representa un crecimiento de 193% con respecto a los 1.640 millones de euros en el ejercicio que va desde el 1 de abril de 2021 hasta el 31 de marzo de 2022.  Asimismo la aerolínea redujo considerablemente las pérdidas de 1.015 millones de euros, que arrojó un año antes del período fiscal 2022,  después de tener unas pérdidas netas de 355 millones de euros.

Asimismo se pudo conocer que los costes de explotación se duplicaron hasta 5.270 millones gracias a la reducción de los "costes variables como los del aeropuerto y manipulación, las tasas de ruta y también hubo un menor consumo de combustible".

¿Qué ocurrió para que Ryanair tuviera un menor consumo de combustible?

A mediados de 2021 Ryanair recibió el primero de los 210 pedidos del Boeing 737-8200 conocido también como el Gamechanger, una aeronave que transporta un 4% más de pasajeros utilizando un 16% menos de combustible por asiento.

Según un comunicado, Michael O´Leary (CEO de la empresa irlandesa) dijo que los nuevos aviones representan "nuestro compromiso medioambiental, como la aerolínea europea más ecológica y responsable (...) por ello, todas las nuevas aeronaves B737 ofrecerán  197 asientos (en comparación con nuestra flota actual 737, con 189 asientos)."

Hasta marzo de este año, Ryanair ha recibido 61 aviones B737-8200 Gamecharger, y de acuerdo a la información que manejan diversos medios como El Periódico, se espera que para la temporada de verano lleguen otros 70 aviones con el objetivo de aumentar la capacidad un 115% en relación a los números de 2019, antes del inicio de la pandemia de la covid-19. 

El único inconveniente que hay en el panorama es que a pesar de contar con un 80% de su combustible a un precio mucho más bajo que los actuales, el 20% restante no tiene esa misma ventaja, y mucho menos ahora en tiempos de guerra, por consiguiente aumentarán los costes  no presupuestados.

A pesar de ese importante detalle, la compañía prevé volver a ser rentable en el período fiscal 2023, sin proporcionar un rango de ganancias, porque a juicio de sus portavoces es imposible precisarlos en este momentos con el conflicto en Ucrania en plena ebullición y con las variantes del coronavirus haciendo de las suyas. @mundiario

Ryanair facturó más de 4.800 millones en el año fiscal 2022
Comentarios