Repsol y Pontegadea avanzan en su estrategia verde con la venta de una gran cartera eólica

Repsol-España / Mundiario
Repsol-España / Mundiario

La transacción, valuada en 740 millones de euros, refuerza la estrategia de Repsol de buscar socios para acelerar objetivos y maximizar retornos.

Repsol y Pontegadea avanzan en su estrategia verde con la venta de una gran cartera eólica

La relación comercial entre Repsol y Pontegadea, la sociedad patrimonial de Amancio Ortega, ha vuelto a escribir un nuevo capítulo. En un comunicado dirigido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Repsol ha confirmado la venta del 49% de una cartera renovable con una capacidad total de 618 megavatios (MW) a la sociedad de inversión del fundador de Inditex. El acuerdo, valorado en 740 millones de euros, marca la mayor operación hasta la fecha de la patrimonial de Amancio Ortega en el campo de las energías limpias.

La cartera en cuestión abarca una docena de parques eólicos distribuidos en Aragón (Huesca, Zaragoza y Teruel) y Castilla y León (Valladolid), con una capacidad combinada de 398 MW. Además, incluye dos plantas fotovoltaicas ubicadas en Castilla-La Mancha (Albacete) y Andalucía (Cádiz), sumando 220 MW. Destacan también proyectos con potencial de hibridación, aportando 280 MW adicionales mediante la combinación de tecnologías de generación o soluciones de almacenamiento.

En un movimiento que consolida la colaboración entre ambas empresas, Repsol ha destacado que esta alianza refuerza su estrategia de incorporar socios o inversores en ciertos negocios para acelerar la consecución de objetivos y maximizar los rendimientos del grupo. Esta no es la primera vez que Repsol y Pontegadea unen fuerzas, ya que en noviembre de 2021, la sociedad patrimonial de Ortega adquirió el 49% de un parque eólico en Zaragoza por 245 millones. Posteriormente, en julio de 2022, se repitió la fórmula con una planta fotovoltaica en Ciudad Real.

Aparte de las colaboraciones con Amancio Ortega, Repsol ha diversificado su cartera de energías renovables, dando entrada a The Renewables Infrastructure Group (TRIG) en el accionariado de la planta fotovoltaica de Valdesolar (Badajoz) y formando una alianza estratégica con Credit Agricole Assurances y EIP en el negocio de generación renovable.

Una táctica que garantiza el control

La estrategia de venta parcial de activos renovables no es exclusiva de Repsol, ya que otras compañías del sector, como Iberdrola, han seguido un enfoque similar en los últimos meses. Esta táctica permite a las empresas garantizarse el control de los proyectos mediante una participación mayoritaria, al tiempo que atraen inversores estables.

Como parte de su proceso de diversificación, impulsado por los elevados precios del petróleo, Repsol cuenta actualmente con una cartera de 2.300 MW en operación y otros 3.000 MW en construcción, con proyectos en diversas fases de desarrollo en España, EE. UU., Chile e Italia. La ambiciosa meta de la compañía es alcanzar los 6.000 MW instalados de generación renovable para 2025 y llegar a los 20.000 MW en 2030. @mundiario

Comentarios