Métodos más eficientes para evaluar el desempeño empresarial

Sala de reuniones.
Sala de reuniones.
Establecer objetivos en una empresa permite que se puedan conducir las actividades de manera que se controle y revisen los éxitos. Sin objetivos, no puedes trazar un horizonte y a su vez, no podrás generar acciones que sean rentables para un negocio.
Métodos más eficientes para evaluar el desempeño empresarial

Toda empresa debe hacer una revisión de sus objetivos y establecer un período de tiempo en el cual hacerla. Casi siempre, se decide hacer esta evaluación después de un año. Sin embargo, Lucca ha visto cambios en la eficacia empresarial, cuando se hace una evaluación de los objetivos en períodos trimestrales.

Una estrategia diferente para evaluación de desempeño

Establecer objetivos en una empresa permite que se puedan conducir las actividades de manera que se controle y revisen los éxitos. Sin objetivos, no puedes trazar un horizonte y a su vez, no podrás generar acciones que sean rentables para un negocio. Pero una vez establecidos los objetivos, hay que hacer más.

Los objetivos de una empresa deben evaluarse. Y la mayoría de las veces, esto se hace anualmente. Sin embargo, hacer esta revisión después de 12 meses puede ser una pérdida de tiempo, pues no se hacen ajustes en aquellas acciones que no se están cumpliendo en beneficio de la empresa. Por eso, quizás una estrategia diferente de evaluación de desempeño pueda ser una opción.

Lucca observó que las evaluaciones anuales de objetivos no reportaban tantas ventajas como hacerlas cada trimestre. Por esta razón, estableció una gestión que ha resultado mucho más efectiva. ¿Cómo Lucca ha cambiado los objetivos anuales por objetivos trimestrales? Cuatro años de experiencia es lo que ha permitido que este equipo de trabajo pueda plantear que la revisión trimestral es mucho más ventajosa que la evaluación anual, y desea compartirla con otros.   

Método de Lucca

La designación de los objetivos se realiza tras una serie de reuniones del Comité Directivo, cada departamento presenta sus objetivos propuestos. En estas reuniones de comienzo de trimestre se establecen las metas que se perseguirán durante los meses que siguen. De esta manera, lograr que todos los objetivos se lleven a cabo en función alineada.

Después de asegurar la viabilidad de los objetivos, se elabora una lista final de metas que se hace pública para que todos puedan anticipar si se lograrán o no. En el transcurso del trimestre, se evalúa la progresión de objetivos, en función de su consecución. Si los objetivos siguen siendo alcanzables se designan en color verde, mientras que los objetivos en rojo serán aquellos cuya probabilidad de lograrse es más reducida. 

Por supuesto, es posible que el desempeño de algunas empresas no pueda verse a un ritmo más corto que el anual. No obstante, tener una perspectiva trimestral permite que se pueda determinar si realmente se está trabajando con el fin de conseguir los objetivos propuestos. Por otro lado, quizás algunos departamentos puedan evaluarse trimestralmente, pero otros no. Sin embargo, los objetivos comunes si pueden revisarse en este tiempo. 

Este método de trabajo además fomenta la redacción de los objetivos en 3 diferentes niveles 75-100-125. ¿Qué quiere decir esto? Establecer metas en porcentajes permite que se tenga un mayor compromiso con la tarea. Además, permite la designación de tareas en porcentajes razonables, que se puedan lograr en el tiempo que se ha establecido.

Una revisión trimestral permite identificar fallas a tiempo

En doce meses pueden pasar muchas cosas, y dejar de pasar otras tantas. Por eso, la revisión trimestral de los objetivos hace que sea más fácil hacer retrospectiva de lo que no se haya conseguido en los meses pasados y atender con prontitud lo que se requiera. De esta manera, definir cambios y seleccionar soluciones que puedan lograr un mejor desempeño.

Con este método, el equipo directivo se reúne para destacar los objetivos conseguidos y los fracasos que hayan surgido durante el trimestre. Esta discusión permite que se puedan atender conflictos y definir actuaciones futuras para minimizar el riesgo de nuevos fracasos y aumentar la posibilidad de los éxitos. Además, se consigue un mayor compromiso por parte de los participantes, al crear un sentimiento de colaboración.

Otro aspecto que ha dado resultados a Lucca es establecer a una persona que se responsabilice sobre el proceso. Es decir, alguien que se encargue de hacer la vigilancia de que se logren los objetivos en el tiempo que se ha propuesto. Para esta tarea debe designarse a alguien que presente un perfil de liderazgo, que posea cualidades intrínsecas e iniciativa para aportar éxito en la evaluación del desempeño de la empresa. 

Métodos más eficientes para evaluar el desempeño empresarial
Comentarios