Latam se va de Argentina y deja sin empleo a más de 1.700 personas por la pandemia

latam
Un avión estacionado de la aerolínea Latam, que deja de volar en Argentina / Infobae.
Latam fue creada en 2010 a partir de la fusión de la chilena LAN y la brasileña TAM. LAN funcionaba en Argentina desde cinco años antes y en su mejor momento llegó a contar con doce aviones
Latam se va de Argentina y deja sin empleo a más de 1.700 personas por la pandemia

La pandemia se ha saldado con otra víctima de la crisis económica mundial. Otra aerolínea dejará sus aviones en tierra en otro importantísimo mercado para la industria en América Latina, una región que demanda mucha movilidad e interconexión internacional por viajes turísticos o de negocios. Latam ha recibido otro coletazo justo en el alerón.

Y es que Latam Argentina deja de volar. La compañía, de capitales chilenos y brasileños, anunció el miércoles el cierre de su filial, con 1.715 empleados, tras varios años de crisis. “En el complejo contexto de la pandemia y sus consecuencias a largo plazo no resulta posible visualizar alternativas de continuidad para las operaciones”, dijo la empresa en un comunicado. 

La desaparición de Latam en el país deja a la sociedad pública Aerolíneas Argentinas en una situación cercana al monopolio, con la única competencia de las low cost (líneas aéreas de bajo costo) Flybondi y JetSmart.

Latam fue creada en 2010 a partir de la fusión de la chilena LAN y la brasileña TAM. LAN funcionaba en Argentina desde cinco años antes y en su mejor momento llegó a contar con doce aviones y a dominar el 18% del mercado local. Es decir, los ingresos que generaba la compañía en el mercado argentino eran una buena parte del flujo de capitales que la industria movía en Latinoamérica.

En 2019 transportó tres millones de pasajeros. Pero la filial argentina nunca obtuvo la rentabilidad que proporcionaban las filiales de Chile o Brasil: en los meses previos a la paralización por cuarentena, sus ingresos representaban solamente el 1,8% de los ingresos totales del grupo. En un 80% cayó la rentabilidad de la filial en el país austral, lo que redujo su PIB comercial y el flujo de caja se contrajo a niveles de déficit.

En cuanto la pandemia obligó a cancelar los vuelos en Argentina, el pasado 20 de marzo, Latam intentó negociar con los sindicatos una fuerte reducción salarial de hasta el 50%, pero no consiguió un acuerdo debido a la presión socioeconómica que esa medida generaba en su plantilla, lo que paralizó su capital humano interno. Mientras la filial estadounidense suspendía pagos acogiéndose al capítulo 11 de la ley de quiebras para hacer frente a las deudas, la filial argentina no obtenía respaldo por parte del gobierno de Buenos Aires.

Finalmente, ante “la dificultad de generar los múltiples acuerdos necesarios para enfrentar la situación actual”, se optó por el cierre, según la compañía. Un comunicado de Latam detalla que los vuelos al exterior se reanudarán cuando termine la cuarentena, operados por otras filiales. Además, todas las rutas internas, con doce destinos en total, desaparecerán y los boletos adquiridos con anterioridad serán reembolsados, concluyó así la otrora preferencia de los latinoamericanos y, en especial, de los argentinos, para viajar por el continente o hacia Estados Unidos y Europa. @mundiario

Latam se va de Argentina y deja sin empleo a más de 1.700 personas por la pandemia
Comentarios