¿El fin de una era? La empresa Revlon se declara en quiebra

Logo de Revlon. / RR SS
Logo de Revlon. / RR SS

La declaración de bancarrota le permitirá a la compañía reorganizar la estructura de su capital y deuda que hasta el pasado 31 de marzo se cifraba en 3.310 millones de dólares.

¿El fin de una era? La empresa Revlon se declara en quiebra

La creciente inflación cobra otra víctima; Revlon, el gigante de la industria cosmética. La compañía estadounidense emitió un comunicado este jueves en el que alegó tener “problemas de liquidez”, por lo que solicitó la protección del Capítulo 11 de bancarrota, medida que ofrece una pausa en el pago de sus acreedores y permitirá, de acuerdo con la compañía, “reorganizar estratégicamente” las finanzas, la estructura de capital de la empresa y mejorar su perspectiva a largo plazo.

Asimismo, en caso de aprobarse la financiación, la empresa fundada en 1932 por los hermanos Charles y Joseph Revson y Charles Lachman, recibiría 575 millones de dólares como deudor en posesión (“DIP”), permitiéndole apoyar sus operaciones corrientes.

En este sentido, la directora general de la compañía, Debra Perelman, manifestó en un comunicado que “la presentación de hoy permitirá a Revlon ofrecer a nuestros consumidores los productos icónicos que hemos ofrecido durante décadas, a la vez que proporciona un camino más claro para nuestro crecimiento futuro”, alegando además que, su “desafiante estructura de capital ha limitado nuestra capacidad de navegar por cuestiones macroeconómicas para satisfacer esta demanda”.

Y es que las ventas de la empresa cosmética se retrasaron a lo largo de los años, siendo la pandemia de la Covid-19 el detonante que agravó la situación, misma que los expertos ven poco probable resolver a corto plazo.

¿Sufre por la competencia?

De acuerdo con la cadena CNBC, la compañía con un capital humano de 6.000 personas, tenía una deuda el pasado mes de marzo de 3.310 millones de dólares, mientras que su capitalización del mercado era de 123 millones de dólares. Sin embargo, la situación cambió, pues en las horas previas a la apertura del mercado bursátil, la compañía paralizó las operaciones sobre sus acciones que cayeron hasta un 44% tras la presentación de la quiebra.

Asimismo, la empresa comprada por Elizabeth Arden en 2016, alberga en su haber marcas de primera línea como la de Britney Spears Fragances y Christina Aguilera Fragances, pero lamentablemente pierde compradores por su competencia directa, Coty Inc., quien se ha abierto campo mejorando los suministros. @mundiario

¿El fin de una era? La empresa Revlon se declara en quiebra
Comentarios