Abanca acude a la capitalización de Pescanova para asegurar su viabilidad y el empleo

Nueva Pescanova. / Mundiario
Nueva Pescanova. / Mundiario

Frente a fondos acreedores, de perfil especulativo, contrarios a la supervivencia de Nueva Pescanova, la entidad mantiene el apoyo financiero. Abanca adquiere el 7,94% de títulos hasta ahora propiedad de Merrill Lynch - Bank of America y tras esta compra, es titular del 88,40% del grupo.

Abanca acude a la capitalización de Pescanova para asegurar su viabilidad y el empleo

Abanca ha decidido acudir a la próxima ampliación voluntaria de capital que ha anunciado Nueva Pescanova. Con esta decisión confirma su apoyo a las empresas gallegas más estratégicas y al mantenimiento del empleo en la comunidad. La entidad financiera ha adquirido recientemente el 7,94% de los títulos de Merrill Lynch - Bank of America, y alcanza el 88.40% de las acciones de Nueva Pescanova.

El Grupo Nueva Pescanova es uno de los líderes mundiales en pesca, acuicultura, elaboración y comercialización de productos del mar. Emplea a más de 10.000 personas en Europa, África, Asia y América y vende sus productos en más de 80 países de los cinco continentes.

Abanca tiene el 84% de la deuda estructurada de Nueva Pescanova y capitalizará esa deuda en su totalidad para asegurar la viabilidad de la pesquera a largo plazo, objetivo para el que no ha contado en ningún momento con el apoyo de un grupo de accionistas y acreedores de perfil especulativo. Abanca considera que debe seguir liderando esta nueva etapa y asumir el esfuerzo financiero necesario para la sostenibilidad de Nueva Pescanova.

"A diferencia de los planes de los inversores y acreedores que han abogado por trocear la compañía y liquidarla por partes", indica un comunicado de Abanca, esta entidad respalda el plan estratégico del equipo gestor y opta por mantener la compañía integrada para, una vez saneada financieramente, continuar impulsando un modelo de negocio estable.

Nueva Pescanova arrastra 643 millones de euros de deuda concursal de la antigua Pescanova. Con la capitalización de deuda, la compañía estará saneada, con unos fondos propios robustos y la capacidad de desarrollar su negocio sin el lastre que supone la deuda actual.

Desde su nacimiento en 2014, Abanca ha mantenido una vocación de apoyo al tejido empresarial gallego, y en particular al complejo industrial relacionado con el mar, en el que Galicia es una de las comunidades punteras en el mundo. @mundiario

Abanca acude a la capitalización de Pescanova para asegurar su viabilidad y el empleo
Comentarios