WikiLeaks revela que la CIA utiliza teléfonos, ordenadores y televisores como ‘armas cibernéticas’

3442424
Símbolo de la CIA ubicado en el lobby de sus oficinas. / CIA.

El famoso y polémico portal ha destapado una nueva etapa sobre el espionaje cibernético internacional, en el que varias agencias se encuentran involucradas y grandes empresas tecnológicas se ven afectadas.

WikiLeaks revela que la CIA utiliza teléfonos, ordenadores y televisores como ‘armas cibernéticas’

WikiLeaks ha vuelto a filtrar millones de documentos en los que muestra las herramientas que la CIA ha estado utilizando para espiar a sus ‘enemigos’ a nivel mundial. Las nuevas ‘armas’ corresponden a aparatos comunes como los televisores o teléfonos móviles, en donde habría un software espía creado para los sistemas operativos como Android, Windows, iOS, Linux y OSX.

En total han filtrado hasta 8.761 archivos que corresponden al nombre ‘Vault 7’ y se trata de una serie más larga y extensa de documentos que el portal dirigido por Julian Assange planea ampliar poco a poco. Al parecer, los documentos provendrían de una sede de la CIA de alta seguridad ubicada en Virginia, Estados Unidos; mientras que la base europea se encontraría en Fráncfort, Alemania.

Los archivos se encuentran fechados entre los años 2013- 2016 y revelan que la CIA pudo lograr hackear los cifrados que protegen a las aplicaciones de mensajería como Telegram o WhatsApp, para poder “controlar remotamente los teléfonos inteligentes”. Gracias al hackeo la CIA estaría enterada prácticamente de la vida de las personas, en donde son capaces de localizar a la persona, escuchar las comunicaciones de audio, descifrar los textos e incluso llega a ser tan invasivo el espionaje, que pueden activar las cámaras y micrófonos de los ordenadores y teléfonos.

Pero no solo la CIA se encuentra involucrada en el escándalo, WikiLeaks asegura que el MI5, la agencia de espionaje británica, habría instalado un programa de micrófonos encubiertos, denominados ‘spyware’ dentro de los televisores inteligentes de Samsung.

La filtración se debió a la pérdida de control

El sitio de filtraciones explica que hace poco la organización perdió el control del espionaje cibernético masivo que tenían; los virus, los sistemas maliciosos y de control remoto terminaron cayendo en manos de hackers que trabajaron con el gobierno estadounidense, hasta que uno de ellos decidió filtrar la información al portal de WikiLeaks.

La fuente del portal, al parecer decidió dar a conocer los hackeos masivos para promover la verdad y generar un debate en donde las personas decidan si la CIA abusa de su poder o no.

Un portavoz de la CIA llamado Jonathan Liu fue entrevistado por The Guardian, pero se ha negado a confirmar o negar cualquier detalle sobre la filtración, al ser cuestionado solo contestó que “no hacemos comentarios sobre la autenticidad del contenido que tengan unos supuestos documentos de inteligencia”.

El alcance de lo que hacen

El portal señala que la agencia se encuentra fuera de control al hackear programas que son tan utilizados por la personas, los mismo afectarían a los iPhone, o a todos los Android a través de Google. Además el programa utilizado en los televisores de Samsung emplearía un sistema de “falso apagado” que engaña a las personas y les hace creer que se encuentra apagado, cuando en realidad esta encendido y en funcionamiento. El mecanismo del programa trabaría de manera tal que graba todo lo que llega a su sistema y luego lo enviaba al internet por medio de servidores computarizados que manejaba la CIA.

Así mismo, la organización se encargó de descubrir las fallas de seguridad que tenían los Android, pero no lo hizo sola, en esto estarían involucradas otras agencias como la NSA de Estados Unidos y la GCHQ del Reino Unido. Gracias a estos fallos encontrados, la CIA habría espiado mensajes de Telegram, Weibo, WhatsApp y Signal; además, los documentos especifican que la agencia creó una subdivisión para violar la seguridad de los iPhone y los iPap en donde se enteraría de la posición geográfica del sujeto, obtendría las comunicaciones tanto escritas como habladas y activaría la cámara como deseara.

Por otra parte, la agencia pudo crear una biblioteca de técnicas de ataques cibernéticos, que realmente es un programa denominado ‘Umbrage’, la idea es simular que todo fue producido por otros países como Rusia, y lograr borrar sus huellas para despistar a cualquier investigador. Además, los documentos señalan que la CIA ya estaba probando su software malicioso en vehículos programados y en ordenadores que no estuvieran conectados al internet. Todo esto parece una novela de ciencia ficción, pero es real y según WikiLeaks hay mucho más. Hasta ahora ninguna de las organizaciones ni empresas involucradas se ha manifestado.

WikiLeaks revela que la CIA utiliza teléfonos, ordenadores y televisores como ‘armas cibernéticas’
Comentarios