Wanda se desprende de su filial de hoteles para empezar a pagar su deuda

Wang Jianjin, presidente de Wanda. / Twitter
Wang Jianjin, presidente de Wanda. / Twitter

Wang Jianlin ha ordenado que el grupo empiece a soltar lastre para tranquilizar a las autoridades chinas. Las primeras transacciones le habrían dejado al grupo 8.100 millones de euros.

Wanda se desprende de su filial de hoteles para empezar a pagar su deuda

Wang Jianlin ha empezado a vender parte de las propiedades de Wanda, la empresa inmobiliaria y de entretenimiento de China de la que es presidente. Las transacciones se hacen con la intención de reducir la deuda que acarrea la compañía. De momento, Wang y los suyos han vendido 76 hoteles y sus acciones en 13 complejos turísticos, las cuales vendieron a Sunac, una competidora local. El grupo espera ingresar hasta 8.100 millones de euros por esta operación, que es una de las más grandes en la historia de China.

Las dos empresas confirmaron al noticia mediante un comunicado en su página de internet. Wanda no quiso profundizar en los motivos que los llevaron a hacer una operación de semejante magnitud, pero en una entrevista a la revista económica Caixin, Wang dijo que con los fondos obtenidos se pagarán préstamos adquiridos por su empresa. "Wanda Commercial Properties planea devolver la mayoría de sus préstamos bancarios este año", aseguró.


Las autoridades del país asiático tienen a Wanda bajo su radar, al igual que a otras empresas locales que se han expandido tanto dentro como fuera del país en los últimos cinco años. El regulador bancarió pidió a las entidades financieras de Pekín que entregaran información sobre su exposición en estas grandes compañías a fin de "evitar riesgos sistémicos para la economía". Así, la maniobra de Wanda llega como un mensaje de certidumbre, pues demuestran a las autoridades que están en capacidad de enfrentar su deuda, aunque la cifra total se desconoce puesto que muchos de sus negocios no cotizan en Bolsa.

Wanda cuenta con proyectos en varios mercados, como los deportes, pues es propietario del 20% del equipo español Atlético de Madrid, o cine, pues también está a su nombre proyectos como la productora hollywoodense Legendary, o la cadena de cines AMC, también en Estados Unidos.

Jianlin espera cada vez menos del sector ladrillo, uno de los sectores con más volatilidad en su natal China. Esta operación esperá ayudar a la empresa a soltar lastre y convertir al grupo en un gigante de sectores, precisamente, como el deporte o el cine. No obstante, también les hace retroceder en el sector turismo, un sector que a día de hoy en China le espera un gran futuro ante el aumento de la clase media y su predisposición a viajar.

> MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Economía.
 

 

Wanda se desprende de su filial de hoteles para empezar a pagar su deuda
Comentarios