Tsipras acepta el ajuste del plan europeo que Grecia rechazó en el referéndum

Grecia. / Manel Vizoso
Grecia. / Manel Vizoso

La Unión Europa abre la puerta a una posible reestructuración de la deuda de Grecia pero antes de afrontar cualquier quita de la deuda griega exige duras reformas.

Tsipras acepta el ajuste del plan europeo que Grecia rechazó en el referéndum

La Unión Europa abre la puerta a una posible reestructuración de la deuda de Grecia pero antes de afrontar cualquier quita de la deuda griega exige duras reformas.

El jefe de Gobierno de Grecia, Alexis Tsipras, tuvo que aceptar el ajuste del plan europeo que Grecia rechazó en el referéndum que había convocado. La Unión Europa abre así la puerta a una posible reestructuración de la deuda de Grecia, pero antes de afrontar cualquier quita de la deuda griega exige duras reformas al Gobierno de Atenas.

Para su tercer rescate. Grecias acata prácticamente el 100% de la última oferta europea, la rechazada precisamente el pasado domingo, y se compromete a hacer concesiones simbólicas, y circunscritas a las subidas de impuestos. Una diferencia es que Grecia reduce menos el gasto militar de lo que le exigían sus socios y financiadores. De momento, mantiene a salvo las pensiones.

Grecia persigue ahora un superávit fiscal primario del 1% del PIB para este año. Para ello los ingresos deben ser creíbles, ya que el gasto lo será.

Desde 2010 Grecia lleva dos rescate de 240.000 millones de euros, al que se sumará un tercero de al menos otros 53.000 millones.

Tsipras acepta el ajuste del plan europeo que Grecia rechazó en el referéndum
Comentarios