El trabajo que realiza la gente del mar puede ser peligroso y difícil

Percebeiros de Aguiño (Ribeira, A Coruña). / LuisPolo
Percebeiros de Aguiño (Ribeira, A Coruña). / Luis Polo

Gracias a su contribución a la labor de vestir, alimentar y dar techo a la población mundial, la gente de mar puede impulsar un crecimiento económico que sea socialmente inclusivo y adecuado desde el punto de vista medioambiental.

 

El trabajo que realiza la gente del mar puede ser peligroso y difícil

El mundo se embarca actualmente en la ejecución de dos planes gemelos para el futuro que pueden llegar a transformar el mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo y el Acuerdo de París sobre el cambio climático. Ambos planes pueden verse impulsados por la labor realizada por el sector del transporte marítimo, lo que da una mayor significación a la conmemoración este año del Día de la Gente de Mar, celebrado el 25 de junio.

Gracias a su contribución a la labor de vestir, alimentar y dar techo a la población mundial, la gente de mar puede impulsar un crecimiento económico que sea socialmente inclusivo y adecuado desde el punto de vista medioambiental.

Al mismo tiempo, debemos velar por que la propia gente del mar se vea beneficiada por los Objetivos de Desarrollo Sostenible. El trabajo que realizan estas personas puede ser peligroso y difícil. Dado que pasan períodos de hasta un año en alta mar, a veces enfrentan situaciones de soledad, aislamiento y explotación. Se merecen agradecimiento por sus esfuerzos y retribución por su labor.

Al hilo del Día de la Gente de Mar, apoyemos el trabajo de todos aquellos que hacen posible el transporte marítimo de una forma que promueve nuestra visión mundial de una vida digna y con oportunidades para todos.

El trabajo que realiza la gente del mar puede ser peligroso y difícil
Comentarios