El secreto de StarVie está en su fábrica

Una trabajadora. / Mundiario
Una trabajadora de StarVie. / Mundiario

Su objetivo es crear todo tipo de productos y accesorios que tengan que ver con el pádel, un deporte que tiene cada vez más seguidores por todo el mundo.

El secreto de StarVie está en su fábrica

StarVie es una empresa que se dedica al mundo del pádel desde el año 2002. Su objetivo es crear todo tipo de productos y accesorios que tengan que ver con este bonito deporte que cada vez tiene más seguidores por todo el mundo.

Las palas Star Vie se fabrican en Azuquécar (Guadalajara) y desde sus inicios el molde que utilizan ha evolucionado mucho, llegándose a convertir en una de las mejores marcas de palas de pádel de la actualidad.

Como todos los diseños, tiene que adaptarse a las distintas reglas de moda actuales, las cuales pueden cambiar de un día para otro, complicando así su trabajo.

En cuanto a su proceso de fabricación, "lo primero que hay que decir", subraya esta firma, "es que todos los materiales utilizados son comprados en la Comunidad Europea, pudiéndose así adaptar de la mejor forma posible a cada forma que la pala tiene".

Uno de sus materiales principales es la goma eva, al cual se le da una forma de lágrima que será la base donde la pelota golpee. Según la forma y el grosor que tenga influirá en el modo de juego de cada persona, siendo un factor realmente importante y pudiéndose adaptar a una gran cantidad de modelos.

El siguiente paso es cortar la fibra de carbono. A este material también se le da forma y se adapta a la pala, otorgándole así un mayor nivel de dureza.

"Gracias a la ayuda de tres tubulares y con su unión podemos darle el cuerpo que queramos que la pala tenga, formando así el conjunto final, esto es lo que hará que tenga una buena estructura. Este es un proceso muy importante ya que al estar situados rodeando la goma eva, cuando la pelota golpee la pala, la presión que ejerce hará que la parte inferior de estos tubulares no rocen con la superior, amortiguando así esta presión y evitando que la pala se rompa, alargando en gran medida la vida de nuestra pala", explican desde la empresa.

Una vez finalizados estos procesos, se llega a la zona de moldeo, la cual se hace con unos moldes de aluminio, donde un operario introduce los materiales dándole la forma necesaria y pegándolos con resina de epoxi.

Mediante la aplicación de calor y con la ayuda de unas prensas se logra que coja la forma final y que las piezas estén bien sujetas entre ellas, consiguiendo una buena estructura entre la resina y los materiales utilizados.

Con la forma ya casi lista, lo único que queda es quitarle las posibles rebabas de material sobrante que pueda haber, logrando así que la estructura esté completa, aunque la pala aún no está acabada por completo. "Para poder terminarla tenemos que asegurarnos de que todos los poros están completamente tapados, ya que si alguno de ellos ha sobrevivido puede hacer que disminuya la calidad de la pala", precisan desde StarVie.

Llega el momento de darle el color que queramos, para ello procederemos a usar pintura de diferentes colores, pudiendo crear así una gran variedad de modelos donde cada consumidor puede escoger el que más le guste.

Para terminar, se le ponen las calcas: para ello se pone el dibujo sobre un papel, se sumerge durante unos breves instantes en agua caliente y se incorpora a la pala, para que quede bien sujeta hay que ejercer un poco de presión en todas sus zonas, evitando así que se creen burbujas que no quedan bien a la vista.

Lo último será añadir la cuerda que todas las palas tienen en su parte inferior, esto es un proceso 100% artesanal, donde no se requiere la intervención de ningún tipo de máquina. "Ya están nuestras palas de pádel listas para enviarse a las tiendas con un diseño y un preparado espectacular", concluye un portavoz de esta firma. @mundiario

El secreto de StarVie está en su fábrica
Comentarios