¿Por qué Santander da marcha atrás al nombramiento de Andrea Orcel?

Banco Santander. / RR SS
Banco Santander. / RR SS

Tras la decisión, José Antonio Álvarez Álvarez continuará como consejero delegado del banco, aunque también asumirá el cargo de vicepresidente del consejo.

¿Por qué Santander da marcha atrás al nombramiento de Andrea Orcel?

El consejo de administración del Grupo Santander ha decidido "dejar sin efecto el nombramiento de Andrea Orcel como consejero delegado del Grupo".

La causa aducida por la entidad es el "inaceptable" coste que finalmente supondría la contratación del ejecutivo procedente del grupo suizo UBS, donde era co-consejero delegado de la división de banca de inversión. Además, formaba parte del comité ejecutivo de UBS Group desde 2012, recoge Expansión.

El banco que preside Ana Botín señala en un comunicado que "el coste para Santander de compensarle por su retribución diferida a lo largo de siete años, y otros beneficios que le correspondían por su puesto anterior, sería una suma significativamente mayor que la prevista inicialmente por el consejo en el momento del anuncio de su nombramiento".

El bonus en diferido devengado por Orcel y pactado con UBS rondaría los 50 millones de euros, estimaciones basadas en los datos del informe anual del grupo suizo. Santander tenía un presupuesto de unos 40 millones de euros en acciones para contrataciones realizadas entre 2018 y principios de 2019.

El consejo de Santander afirma que "sería inaceptable para un banco comercial como Santander hacer frente al coste de contratar a una persona, aunque sea de este nivel y esta trayectoria a la luz de los valores de la entidad y de la responsabilidad que tiene con sus stakeholders y las sociedades de los países en los que opera".

La propia presidenta del banco, Ana Botín, ha señalado en un comunicado que pese a haber sido una "decisión difícil, hemos tomado la correcta". Según ha afirmado, la entidad debía "sopesar el alto coste de contratar a un profesional, aunque sea alguien del talento de Andrea Orcel, a quien había que compensar la pérdida de siete años de salario diferido, con nuestra cultura corporativa, que implica compromiso y responsabilidad con nuestros empleados, clientes y accionistas". Todas estas razones han llevado al grupo bancario a decidir "que no sería adecuado seguir adelante con el nombramiento".

Tras la decisión, José Antonio Álvarez Álvarez continuará como consejero delegado del banco, aunque también asumirá el cargo de vicepresidente del consejo. Sin embargo, no será finalmente nombrado presidente de Santander España. En este sentido, el cambio de escenario afecta también a los planes de Rodrigo Echenique, que tenía previsto abandonar en marzo su cargo como presidente de Santander España y que ahora continuará en el mismo hasta que sea nombrado su sucesor. También afecta a la composición del consejo, ya que Orcel iba a ocupar la vacante dejada por el empresario Juan Miguel Villar Mir tras su renuncia una vez vencido su mandato. @mundiario

¿Por qué Santander da marcha atrás al nombramiento de Andrea Orcel?
Comentarios