El proyecto de ley hipotecaria llegará, por fin, al Congreso de los Diputados

El proyecto de ley hipotecaria, aprobado./Dreamstime.com
El proyecto de ley hipotecaria, aprobado. / Dreamstime.com

El Consejo de Ministros aprueba el proyecto de Ley reguladora de los Contratos de Crédito Inmobiliario y lo remitirá al Congreso de los Diputados para que se promulgue definitivamente.

El proyecto de ley hipotecaria llegará, por fin, al Congreso de los Diputados

El ministro Luis de Guindos lo avisó hace unas semanas y, por fin, se ha producido: el proyecto de la nueva ley hipotecaria ha sido aprobado hoy por el Consejo de Ministros y en breve se remitirá al Congreso de los Diputados para que se pongan en marcha los trámites parlamentarios correspondientes. El Gobierno ha pactado la reforma con Ciudadanos, el Partido Nacionalista Vasco (PNV) y Coalición Canaria, así que parece que no se tardará mucho tiempo en promulgar la normativa.

Mayor protección al consumidor

Gracias al acuerdo al que ha llegado el Ejecutivo gobernado por el Partido Popular con los tres partidos mencionados, la nueva Ley reguladora de los Contratos de Crédito Inmobiliario podría aprobarse en el Parlamento sin que cambiara la actual propuesta, aunque la intención es buscar el máximo consenso entre los partidos para aportar una mayor seguridad jurídica. Sin embargo, los apartados en los que se transpone la Directiva 2014/17/UE no se podrán tocar, pues deben incluirse en la normativa por mandato de las autoridades europeas.

Es en estos artículos donde se establecen las nuevas medidas de protección al consumidor, entre las que destacan la posibilidad de visitar al notario una semana antes de la firma para revisar el contrato, la ampliación del plazo de demora antes de que se pueda ejecutar la hipoteca o la prohibición de incentivar la comercialización de préstamos. Asimismo, tras la transposición de la directiva europea citada también se regulará el sector de los intermediarios financieros.

Pero desde el ministerio de Economía (el encargado de redactar la norma) afirman que se ha querido dar un paso más allá, puesto que se establecerán otras medidas relacionadas con la firma del contrato y con la modificación del mismo. Por ejemplo, en el proyecto se fija cuánto pueden cobrar los bancos tras una amortización anticipada y se obliga a las entidades a aportar una información más completa a los clientes. El propio ministro Luis de Guindos también ha afirmado se pretende abaratar el coste de pasar una hipoteca variable al tipo fijo.

Una ley que se aprobará con retraso

Pese a las buenas intenciones mostradas por el Ejecutivo, la reforma de la ley hipotecaria ya cuenta con un inconveniente importante: se promulgará con mucho retraso. Y es que España debería haber incorporado la directiva europea a su marco legal antes del 21 de marzo de 2016, es decir, hace más de un año y medio. Por este mismo motivo, las autoridades comunitarias denunciaron a nuestro país ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Esta denuncia fue presentada a finales de septiembre de este año, pero la vista no se celebrará hasta dentro de unos meses. Para entonces, es posible que la nueva normativa ya esté aprobada, pero eso no librará a España de la multa (aunque es cierto que supondría un atenuante). Esta situación no solo afecta a nuestro país, sino que también se ha presentado un recurso idéntico contra otros tres estados: Croacia, Chipre y Portugal. 

El proyecto de ley hipotecaria llegará, por fin, al Congreso de los Diputados
Comentarios