Proponen una reformulación del FCI como instrumento central de la política regional

Mapa de España.
Mapa de España.

La RIFDE publica el informe titulado La política regional en España: análisis y propuestas de reforma, el tercero de una serie de trabajos que pretenden servir como elementos de reflexión para la reforma de la política regional española.

Proponen una reformulación del FCI como instrumento central de la política regional

La Red de Investigadores en Financiación autonómica y Descentralización financiera en España (RIFDE) apuesta por la necesidad de abordar, sin más demora, una reformulación del Fondo de Compensación Interterritorial como instrumento central de la política regional en España, teniendo en cuenta la reducción de la dotación de los Fondos Estructurales

Gestionada por el Grupo de Investigación GEN (Governance and Economics research Network) de la Universidad de Vigo, la RIFDE acaba de hacer público un informe titulado La política regional en España: análisis y propuestas de reforma. Es el tercero de una serie de trabajos que pretenden servir como "elementos rigurosos de reflexión" para la reforma de la política regional en España, explican en un comunicado remitido a MUNDIARIO.

El documento se ha visto enriquecido por las sugerencias de los participantes en la jornada celebrada en junio de 2017 en Santiago de Compostela, así como por una encuesta sobre los aspectos básicos de la política regional, especialmente sobre el Fondo de Compensación Interterritorial (FCI), enviada a un centenar de personas de la mayoría de las Comunidades Autónomas (CCAA), incluyendo miembros de RIFDE y responsables de las direcciones generales. El documento completo está disponible con acceso libre en la página web de la RIFDE, http://genplus.es/genplusreports.html.

Desde su creación, el FCI ha cohabitado con otros fondos con objetivos muy similares, como los fondos europeos y especialmente el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER, que se convirtieron en la fuente principal de recursos para la política regional en España. El carácter secundario del FCI trajo consigo un paulatino descenso de su dotación global, que pasó de los 1.353 millones de euros en 2009 a los 432 millones en 2016, lo que en porcentaje de Producto Interior Bruto (PIB) de España una reducción desde el 0,13% al 0,04% durante este período. El importe del FCI expresado como porcentaje de la inversión del sector público estatal para las CCAA beneficiarias pasó de representar el 8,2% en 2009 al 5,6% en 2016. En 2017 aunque el porcentaje asciende al 8%, este resultado se debe a la caída en más de 2.219 millones de euros de la inversión del sector público estatal en las CCAA beneficiarias y al mantenimiento de la dotación del FCI.

La dotación global de fondos estructurales y de inversión europea para España pasó de los 54.372 millones de euros entre 2000 y 2006 a los 21.761 millones para el período 2014-2020

No obstante, la cuantía de los fondos europeos ya no es la misma que hace unos años, debido a la mejora relativa de la renta española en relación a la media de la UE27 y por la incorporación de nuevos países con una renta significativamente inferior a la media nacional. Así, la dotación global de fondos estructurales y de inversión europea para España pasó de los 54.372 millones de euros entre 2000 y 2006 a los 21.761 millones para el período 2014-2020 (en millones de euros de 2004). Además, la reforma del sistema de financiación de 2009 trajo la creación de dos nuevos fondos de convergencia que se pueden solapar con el FCI. Finalmente, el actual diseño del FCI resulta muy sensible a pequeños cambios en los valores de los indicadores utilizados, lo que provoca una dinámica muy variable en el reparto de fondos.

 

El Fondo de Compensación Interterritorial en millones de euros.

Años 2009 a 2016.

 

2009

2010

2011

2012

2013

2014

2015 

2016  

Andalucía 

478

437

275

237

205

159

160 

159  

Asturias 

56

44

25

20

16

13

13 

13  

Canarias 

101

103

76

79

69

45

46 

47  

Cantabria 

11

8

4

5

4

4

5  

Castilla y León 

84

66

39

32

25

21

19 

20  

Castilla-La Mancha  

114

108

69

55

46

38

37 

33   

C. Valenciana  

134

130

87

83

73

54

55 

56  

Extremadura  

96

82

49

41

34

27

27 

25  

Galicia  

197

170

100

77

61

45

43  

45  

Murcia  

62

60

39

33

29

21

22 

22  

Ceuta 

10

9

6

5

4

3

3  

Melilla 

10

9

6

5

4

3

3  

Total FCI  

1.354

1.226

774

672

572

432

432 

432  

Fuente: Ministerio de Hacienda y Función Pública (2017).

              

Implicaciones "muy importantes" en materia de inversiones

Todos los elementos anteriores recomiendan la necesidad de abordar una modificación en profundidad del FCI. Esta próxima reforma ha de abordar varias cuestiones de naturaleza técnico-política con implicaciones "muy importantes" en materia de inversiones, según la RIFDE. En particular, las siguientes:

>  Dada la relevancia de los instrumentos de desarrollo regional, es necesario un mayor rigor en su diseño, distribución y coordinación entre todas las administraciones implicadas.

> Los instrumentos nacionales de política regional deberían complementar las actuaciones europeas de carácter plurianual, evitando posibles contraprogramaciones en la localización regional del esfuerzo inversor.

> Para conseguir un adecuado funcionamiento de los fondos nacionales de desarrollo regional, especialmente el FCI, es necesario que se diseñen con procedimientos análogos a los europeos.

> Para potenciar el papel del FCI es necesario poner el énfasis en las competencias autonómicas y en su potencial para promover el desarrollo regional.

> Resulta imprescindible que los proyectos financiables se decidan tras un proceso planificado de selección de objetivos y proyectos, con indicadores de seguimiento y de impacto que permita evaluar adecuadamente sus resultados.

> Es necesario evitar el solapamiento entre los fondos de desarrollo regional. Sería recomendable eliminar el Fondo Complementario, integrando sus recursos en el principal. Además, hay que superar la concentración de FCI en proyectos de infraestructuras, permitiendo una mayor flexibilidad hacia otro tipo de apuestas inversoras.

> Los recursos del FCI son cada vez más escasos. El FCI ha perdido peso como fuente de financiación de las inversiones. Si se quiere que el FCI recupere su primigenio objetivo es necesaria una mayor dotación de recursos. Entre las propuestas barajas se encuentran la de situar al FCI en el 1% de los gastos no financieros del Estado, lo que permitiría recuperar su dotación máxima. Si se quiere ir más allá y compensar la caída de las dotaciones del FEDER, el porcentaje sobre los gastos no financieros debería aumentar hasta el 2%. En relación a la media entre 1990 y 2013, los recursos deberían aumentar hasta los 3.049 millones de euros.

>  La evolución del FCI no debería depender de un indicador tan volátil como el actual: un porcentaje de la inversión real civil nueva anual contenida en los Presupuestos Generales del Estado. La dinámica del FCI debería vincularse al crecimiento del PIB.

>  Sería recomendable la inclusión como criterio diferencial para la percepción del FCI el indicador de renta por habitante, siguiendo el ejemplo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). Habría que abandonar la excesiva rigidez de la petición de fondos y cambiar hacia un modelo del FCI más flexible y dinámico que posibilite una estrategia plurianual, similar al FEDER.

>  Es imprescindible evitar la alta variabilidad anual en la distribución regional de FCI. Su diseño debe ser debidamente corregido para que no se produzcan fuertes variaciones provocadas por cambios mínimos en el valor de algunas variables de reparto, como el saldo migratorio, la tasa de paro o la renta relativa.

> Es preciso el mantenimiento del actual doble criterio del FCI: asignativo, donde estaría la batería de indicadores; y redistributivo, que permita introducir alguna corrección del resultado inicia al tener en cuenta las características propias de los territorios beneficiados. La eficiencia y la rentabilidad social deben tener un peso, al menos igual, que los parámetros redistributivos.

> Sería recomendable una mayor participación de las CCAA, Senado, Ejecutivo Central y el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) en la selección de los proyectos, y un mayor control del FCI antes y después de la realización de las inversiones.

> Sería conveniente crear un Consejo de Política Regional, a semejanza del CPFF, que refuerce la coordinación entre las diferentes administraciones y que permita desarrollar adecuadamente la política de desarrollo regional.

Proponen una reformulación del FCI como instrumento central de la política regional
Comentarios