Los préstamos rápidos solucionan problemas pero exigen un estudio en detalle

Los nuevos préstamos rápidos se devuelven en varios meses.
Los préstamos rápidos suelen concederse en 48 horas.

“Encontrar el préstamo rápido que mejor se adapte a sus condiciones es fácil gracias a la calculadora de depósitos disponible en la web”, explican desde la web prestameria.es

Los préstamos rápidos solucionan problemas pero exigen un estudio en detalle

Los préstamos rápidos, como indica su propio nombre, son aquellos que permiten disponer del dinero necesario en un plazo que, por lo general, no supera las 48 horas. Tras irrumpir en el mercado financiero español hace unos diez años, los préstamos rápidos se abrieron paso hasta darse hoy en día por consolidados, ante una demanda sólida, a la que no es ajena la nueva era digital. De hecho, los solicitantes suelen ser menores de 50 años, es decir, que son millennials e integrantes de la denominada generación X, seducidos por la inmediatez que ofrecen este tipo de préstamos privados.

Pero no basta con saber conseguir financiación íntegramente a través de Internet, sin tener que hacer muchos trámites como en la vieja banca: también es conveniente conocer la letra pequeña que hay detrás de cada crédito rápido. Procede, pues, seleccionar bien la entidad que concede los préstamos rápidos, de ahí la ventaja de consultar webs como la de prestameria.es, que se define como una plataforma independiente de comparación de empresas que se dedican a la concesión de préstamos rápidos.

“Encontrar el préstamo rápido que mejor se adapte a sus condiciones es fácil gracias a la calculadora de depósitos disponible en la web”, explican en dicha página, donde sostienen que “podrás saber en función de la cantidad de dinero que solicitas y del plazo al que quieres reembolsarlo, cuál es el préstamo que te ofrece las condiciones que mejor se adaptan a las necesidades del usuario”. En esta web no solo publican los diferentes tipos de productos financieros, sino también una descripción detallada de cada uno de los mismos para que –“con total transparencia”, matizan– conozcas de antemano las características del producto que contrates, en caso de que decidas hacerlo.

En España hay asalariados que, a causa de sus menores ingresos y de su inestabilidad laboral, tienen más dificultades que hace unos años para ahorrar y, en consecuencia, para cubrir imprevistos económicos que suelen surgir en todas las familias. Tanto, que el llamado Índice de Confianza al Consumidor del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) llegó a cifrar en el 44,4 % el porcentaje de españoles que llega justo a fin de mes, mientras que un 8,7 % tuvo que contraer deudas para poder afrontar todos sus gastos en algún momento.

En este contexto, una vez concedido el préstamo rápido, es importante poder atender su devolución en el plazo de tiempo acordado con la financiera en cuestión. En caso de que no se produzca la devolución pactada, las empresas de préstamos rápidos aplican una serie de penalizaciones al usuario que se demora. Por eso, es doblemente importante informarse y documentarse bien: primero, para conocer las condiciones del préstamo rápido, y en segundo lugar, para tener presentes las posibles consecuencias de una devolución del dinero fuera de plazo.

En Internet suele haber foros de debate donde es posible conversar con otros usuarios de los préstamos rápidos, ya sea para plantear dudas con respecto a un producto financiero en concreto o preguntas de carácter más general.

 

Los préstamos rápidos solucionan problemas pero exigen un estudio en detalle
Comentarios