Los préstamos rápidos se consiguen con relativa facilidad pero exigen responsabilidad

Imagen promocional de Dinerando. / Mundiario
Imagen promocional de Dinerando. / Mundiario

Las empresas de créditos online creen haber democratizado el acceso al dinero rápido y sostienen que ayudan cada día a personas que viven situaciones temporales de falta de liquidez

Los préstamos rápidos se consiguen con relativa facilidad pero exigen responsabilidad

Los  préstamos rápidos siguen pisando fuerte en un mercado financiero donde la banca no cubre todos los nichos, de ahí que las entidades que los conceden se conviertan en este segmento en alternativa a los bancos tradicionales. Son relativamente fáciles de conseguir y, si bien conviene leer bien la letra pequeña de las condiciones, tampoco constituyen una misión imposible, siempre que se necesiten de manera imperiosa.

“En los tiempos que corren, muchos son los que necesitan dinero rápido y no saben dónde acudir. Dinerando.es está aquí para responder a todas tus dudas y ayudarte a conseguir dinero rápido y con las mejores condiciones”, aseguran desde esta web, uno de los portales concebidos para conseguir dinero rápido. En realidad, se trata de un portal independiente de comparación de créditos personales online.

El crédito online está asociado a un pequeño préstamo de dinero que se hace durante un plazo generalmente corto de tiempo para paliar un problema puntual de liquidez

El crédito online está asociado a un pequeño préstamo de dinero que se hace durante un plazo generalmente corto de tiempo para paliar un problema puntual de liquidez provocado por un gasto importante o un imprevisto. Como su propio nombre indica, el crédito online se solicita y se aprueba vía internet.

Puestos a elegir, Dinerando se considera “distinto de otros portales de dinero rápido” porque a priori no desea vender nada, sino mostrar “todas las proposiciones de empresas que ofrecen dinero rápido a sus clientes”, de manera comparada. Asegura que en sus listados sólo incluye entidades de créditos “totalmente fiables” y que trabaja con “gran cantidad de empresas”. Lo explica también en términos de tiempo: “Gracias a nuestra calculadora de créditos, tendrás la posibilidad de comparar las ofertas más interesantes del mercado en cuestión de segundos.”

Pero ¿quién puede pedir un crédito online? Las empresas de créditos online creen haber democratizado el acceso al dinero rápido y sostienen que ayudan cada día a personas que viven situaciones temporales de falta de liquidez, por lo que “prácticamente todo el mundo puede acceder hoy a dinero rápido” en un momento de necesidad. Pero tampoco es sin condiciones: el dinero siempre tiene un precio y hay que devolverlo.

Los créditos online deben solicitarse con responsabilidad y con una clara voluntad de devolverlos

La propia web de Dinerando explica que los créditos online deben solicitarse con responsabilidad y con una clara voluntad de devolverlos. “Si la necesidad de dinero urgente está directamente relacionada con un gasto inhabitual o una dificultad puntual para llegar a fin de mes, seguro que no tendrás ningún problema para restituir tu crédito. Al respetar el plazo de devolución del crédito, no tienes que preocuparte por absolutamente nada”, dice, dirigiéndose a potenciales clientes. Pero también advierte: “Lógicamente, si el plazo estipulado pasa y la devolución no se ha realizado ni va a realizarse rápidamente, existen penalizaciones de las que tienes que estar al corriente. La empresa de créditos tiene, al fin y al cabo, que cubrir los gastos asociados al pago atrasado.”

Entre las sanciones impuestas a aquellos que no devuelven un crédito personal online están los intereses de demora o la reclamación judicial. Los acreedores dejan constancia de los malos pagadores en los ficheros de morosos.

Los ficheros de morosos más conocidos en España son ASNEF, RAI y EXPERIAN. Para comprobar el historial crediticio del solicitante del crédito online, las empresas de créditos usan estos ficheros de morosos.

 

Los préstamos rápidos se consiguen con relativa facilidad pero exigen responsabilidad
Comentarios