Los prestamistas privados apuestan por los créditos rápidos con plazos largos

Los nuevos préstamos rápidos se devuelven en varios meses.
Los nuevos préstamos rápidos se devuelven en varios meses.

Muchas empresas de capital privado intentan hacerse un hueco en el mercado con préstamos de mayor importe que los minicréditos que se pueden devolver en varios años.

Los prestamistas privados apuestan por los créditos rápidos con plazos largos

Hace unos años, cuando los efectos de la crisis económica empezaron a notarse, los prestamistas privados no supervisados por el Banco de España ganaron popularidad gracias a sus minicréditos, un producto con el que es posible conseguir pequeñas cantidades de dinero en pocos minutos para solucionar cualquier tipo de imprevisto. Sin embargo, ahora que la situación económica ha mejorado en España, las necesidades financieras de los hogares de nuestro país han cambiado. Actualmente, muchos solicitantes de crédito necesitan sumas mayores de dinero para financiar proyectos más costosos, pero no quieren renunciar a la velocidad de concesión ni a la comodidad de poder contratar préstamos a través de Internet.

Los bancos y las compañías de capital privado no han tardado en adaptarse a las nuevas demandas. Los primeros han empezado a conceder préstamos preconcedidos a sus clientes más solventes y han agilizado sus procesos de aprobación, mientras que las segundas han lanzado al mercado nuevos créditos rápidos de mayor importe que se pueden conseguir en cuestión de horas y cuyo plazo de reembolso máximo es de varios años.

Préstamos rápidos con plazos de hasta 4 años

Una de las principales diferencias entre los minicréditos que hasta ahora concedían las empresas privadas (y que todavía se comercializan) y los nuevos préstamos rápidos es el plazo de amortización de estos últimos, que puede llegar a alcanzar los 4 años. El método de reembolso de estos productos también es distinto al de los microcréditos, ya que la amortización no se tiene que efectuar con el pago de una sola cuota única a vencimiento, sino en varias mensualidades.

Asimismo, el importe máximo de estos créditos rápidos a largo plazo es significativamente mayor, de entre unos 1.500 € y unos 5.000 €. Sin embargo, los requisitos para conseguirlos son muy parecidos a los que hay que cumplir para poder acceder a un mini préstamo: ser mayor de edad, residir en territorio nacional y disponer de unos ingresos suficientes para pagar las cuotas, además de no aparecer en ficheros de morosidad.

Kreditech, la dueña de una de las marcas de minicréditos más importantes (Kredito24), es una de las compañías que ha apostado por estos nuevos productos. A través de su marca Monedo Now, esta empresa concede préstamos de hasta 5.000 € con un plazo de reembolso de entre 6 meses y 4 años. Sus créditos se pueden contratar a través de Internet y el proceso de aprobación y concesión dura solo unos minutos.  

La velocidad se paga cara

En cuanto al precio, pese a ser más baratos que los mini préstamos, cuya tasa anual equivalente puede sobrepasar el 3.000 %, los créditos rápidos a largo plazo concedidos por las empresas privadas tienen un interés más alto que los productos de financiación bancarios. Las compañías que comercializan estos productos aplican un tipo deudor mensual de entre el 5 % y el 10 %, lo que se traduce en una TAE que puede superar el 100 %. Sin embargo, estos préstamos suelen estar exentos de comisiones y tampoco incluyen gastos de vinculación ni de notaría. 

Los prestamistas privados apuestan por los créditos rápidos con plazos largos
Comentarios