Precios medios o marginales, ¿se equivocó la SUGEF con la tasa propuesta de usura?

Sede de la SUGEF. / RR SS
Sede de la SUGEF. / RR SS
La SUGEF se equivoca al intentar defender una tasa de usura  que duplica el riesgo percibido dado que reconoce como costo el riesgo más alto o marginal al 95% de confianza del sistema financiero costarricense. 
Precios medios o marginales, ¿se equivocó la SUGEF con la tasa propuesta de usura?

En el debate reciente sobre la usura las instancias técnicas del mercado financiero han jugado un papel bastante gris, mostrando los síntomas de una clara captura regulatoria. Primero, fue Cubero y su escasa transparencia al mostrar en solitario una metodología del Banco Central que nunca fue validada desde la Junta Directiva y qué, claramente ponía la tasa de usura a un nivel de mercado que formalizaba la usura en 67%, caso absurdo y totalmente en contra de la población y los usuarios del crédito. Luego de esta deslucida y poco técnica propuesta del Presidente del Banco Central, el debate se ha centrado en los trabajos del a SUGEF, entidad que forma parte del conglomerado del Banco Central. Es por eso que la Comisión Legislativa, recibió la propuesta de la Superintendencia de Bancos hace ocho días, misma que pasaré a revisar en esta columna. 

La regulación económica tiene dos grandes versiones, los precios basados en costos medios o los precios basados en costos marginales. La primera, se usa para mercados no competidos, la segunda, para los mercados donde existe competencia efectiva y donde por lo general es el propio mercado el que garantiza la no explotación del usuario. Entonces pregunto, ¿se equivocó claramente la SUGEF al proponer una tasa de usura de los segmentos de consumo, de préstamos del día a día o micro créditos, con una metodología que reconoce en el marginal el riesgo y los costos de hasta el 95 por ciento de los agentes financieros?, la respuesta es sí. Este factor de riesgo aumentado al marginal de los créditos presume y asume que el mercado en las condiciones actuales no presenta usura, por lo que al reconocer  hasta un 53.5 % del componente de las tasas como compensación por el riesgo percibido, lo anterior, simplemente legítima la usura. 

Veamos el argumento en detalle. Comprendo que este debate es poco familiar para quienes no manejan la teoría económica de la regulación, pero el factor esencial en este debate es que al reconocer el marginal del riesgo tan alto, simplemente le abrimos al mercado a la casi totalidad de los casos posibles, reconociendo con ello, la sombrilla que cubre a prácticamente todos los créditos usureros que tiene el sistema financiero costarricense en la actualidad. Este factor de riesgo que para el caso de la propuesta de SUGEF establece que el 53.5% de la tasa de usura propuesta para el crédito de consumo, se refiere a reconocimiento de riesgo percibido, es decir, 24,25 de 45,25. En otras palabras se percibe que de cada colón prestado se perdería hasta 53 % en incobrables, lo que resulta abusivo y fuera de todo sentido regulatorio prudencial. Es importante lo anterior para quienes hacen la diferencia entre los porcentajes y los puntos porcentuales, quienes me darán la razón.  Se trata entonces de la tasa de riesgo percibida más alta de las metodologías globales en países de la OECD presentada. La tasa de SUGED es más del doble de lo reconocido y percibido en Colombia. Es claramente un error grotesco en contra de los usuarios. Pregunto entonces, ¿Por qué la SUGED diseña una metodología de usura basada en marginales y no en promedios, tal como pregona la literatura debería usarse para el caso de los segmentos de la usura?

Podría preguntar a los encargados de la SUGEF si la fijación basada en marginales ayuda a los bancos o ayuda a los prestatarios de crédito.  Claramente la SUGEF se ha puesto la camiseta de los bancos y no la de los prestatarios o usuarios del crédito. La SUGEF se equivoca al intentar defender una tasa de usura  que duplica el riesgo percibido dado que reconoce como costo el riesgo más alto o marginal al 95% de confianza del sistema financiero costarricense.  ¿Qué pena señor regulador, pero eso no es lo correcto y no es la forma estándar de la literatura sobre regulación de mercados? La regulación del mercado debería como máximo reconocer el riesgo promedio, dado que con el marginal se estaría chupando la totalidad del excedente del consumidor, en este caso, estaríamos ante un claro reconocimiento de la usura como negocio legítimo.

Me refiero al riesgo como el factor principal, pero los demás factores también son reconocidos en el marginal, lo que llevaría a sobredimensionar el costo total del sistema y como tal, la definición de precios máximos. Solamente en casos en que el mercado está en competencia efectiva es posible usar una metodología de precios marginales, de lo contrario es casi lo mismo que “poner al zorro a cuidarte las gallinas”. Dado lo anterior, solicito a los diputados revisar ampliamente lo propuesto y verificar, que no debe usarse una metodología de costos marginales para un mercado financiero que en sus segmentos de consumo y de microcrédito no estaría en competencia efectiva. Dicho lo anterior, recomiendo a los señores diputados seguir la tendencia global de fijar una metodología basada en costos promedios y no en marginales. La próxima semana les hablaré de las consecuencias que tiene este desacertado método y de quienes se hacen ricos a costa de un mercado usurero no regulado. @mundiario

Precios medios o marginales, ¿se equivocó la SUGEF con la tasa propuesta de usura?
Comentarios