¿Por qué Ikea da un giro a su negocio?

Ikea. / ideal.es
Ikea. / ideal.es

También se está planteando lanzar su propio negocio de repuestos para que los clientes compren piezas de muebles que han sido descatalogados.

¿Por qué Ikea da un giro a su negocio?

La cadena sueca de muebles y objetos para el hogar Ikea ha decidido dar un giro a su modelo de negocio tradicional optando por el alquiler de muebles como alternativa a la compra. La primera prueba tendrá lugar este mismo mes en Suiza y se llevará a cabo con distintos tipos de mobiliario.

Así lo ha anunciado la propia compañía en una entrevista a Financial Times que recoge Expansión. "Trabajaremos con distintos socios para hacer posible ese modelo de alquiler. Cuando termine el plazo, los clientes tendrán la posibilidad de devolver el producto y alquilar otro", declaró Torbjörn Lööf, consejero delegado de Inter Ikea, el gestor de franquiciados del gigante sueco. "De este modo, en lugar de tirar los muebles, podemos restaurarlos y volverlos a vender prolongando el ciclo de vida de los productos", añadió el ejecutivo.

En las primeras pruebas se evaluarán los distintos tipos de mobiliario. Esta iniciativa forma parte de un proceso de transformación del modelo de negocio del primer fabricante de muebles del mundo. Ikea comenzó este cambio abriendo pequeños establecimientos en el centro de las ciudades y almacenes de recogida de pedidos realizados por Internet. El consejero delegado de Inter Ikea, que controla la marca y el concepto del grupo, además de la fabricación y el diseño de productos, incluirá en las primeras pruebas el alquiler de mobiliario de oficina a empresas, aunque tampoco descarta ampliar esta opción a los muebles de cocina.

Lööf explicó que Ikea ahora diseña sus cocinas pensando en la posibilidad de poder cambiar las puertas sin necesidad de tener que tirar todos los muebles y comprar otros nuevos. Lööf declaró que el modelo de alquiler forma parte del esfuerzo que está realizando Ikea para fomentar un modelo de economía circular: el esfuerzo no está solo en vender productos, sino en darles una nueva vida, en una clara apuesta por la sostenibilidad y el reciclaje. Lööf anunció que el grupo intenta reducir su impacto medioambiental un 15% en términos absolutos hasta 2030.

Ikea también se está planteando lanzar su propio negocio de repuestos para que los clientes compren piezas de muebles que han sido descatalogados. Ikea ya ha emprendido iniciativas en algunos países para el reciclaje de madera y de algunos de sus productos como los colchones. Lööf explicó que el grupo ya ha comenzado a cambiar el diseño de sus sofás para garantizar que no acaban en un vertedero y facilitar que se puedan separar con más facilidad los distintos materiales como la espuma, la madera, los metales o los textiles. @mundiario

¿Por qué Ikea da un giro a su negocio?
Comentarios